full screen background image

Femicidio de Jimena Salas | Tres hermanos fueron detenidos por el hecho 

Luego de los allanamientos en la ciudad salteña, la policía detuvo a Damián, Guillermo y Javier Saavedra, por el delito de homicidio calificado por alevosía, ensañamiento, criminis causa, por el concurso predeterminado de dos o más personas y femicidio. Jimena Salas, fue asesinada el 27 de enero de 2017 cuando se encontraba con sus hijas mellizas de tres años, en su casa de la localidad de Vaqueros. 

Dos de ellos fueron encontrados en el allanamiento a un domicilio de la zona norte, en el barrio Parque Belgrano  y el tercero en Santa Victoria Este, en la Parroquia San Ignacio de Loyola del pueblo de Santa Victoria Este, lugar en donde colabora como voluntario desde el año 2018.

Los tres hermanos son defendidos por el abogado Gerardo Abraham. Hoy serían imputados formalmente.

Durante la jornada del miércoles, la jueza de Garantías Ada Zunino controló la legalidad de la detención de dos acusados en Capital; mientras que su par Nelso Aramayo realizó el respectivo control de detención de Javier Saavedra y ordenó que sea trasladado con una comisión policial a la ciudad de Salta, donde quedará a disposición de la jueza Zunino.

Cabe mencionar que por esta causa, el año pasado fueron absueltos por la duda el marido de Salas, Nicolas Gauffín, quien fue acusado por encubrimiento agravado, y el vendedor ambulante Sergio Vargas, imputado como partícipe secundario en el homicidio, ya que lxs anteriores fiscales intervinientes lo habían considerado campana o informante de los asesinos. Vargas había permanecido con prisión preventiva y fue liberado tras la sentencia que lo absolvió.

En el año 2021, la causa quedó caratulada como femicidio, ya que antes se había investigado como homicidio sin el agravante de género.

«A partir de la incorporación de nuevos elementos de gran relevancia para la causa, este martes se procedió a desplegar un amplio operativo con el desplazamiento de una importante cantidad de recursos humanos y logísticos, quienes procedieron a la detención de tres personas», se informó desde el Ministerio Público Fiscal.

Un crimen impune

El crimen de Jimena Salas ocurrió el 27 de enero de 2017. Ese día el servicio de Emergencias 911 recibió un llamado por parte de quien posteriormente sería identificado como Nicolás Cajal, su viudo.

El hombre informó que, cuando llegó a su domicilio, ubicado en la localidad de Vaqueros, encontró el cuerpo sin vida de su pareja, Jimena Salas, en el sector de la cocina comedor.

El cuerpo de la mujer tenía al menos 40 puñaladas y sus hijas, de solo tres años, estaban encerradas en el baño




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *