full screen background image

Hipocresía religiosa en tiempos electorales

Mario Mimessi, intendente de Tartagal presentó un proyecto en referencia a los símbolos religiosos cuando era diputado provincial, pero ahora, siendo intendente y con las elecciones cerca, resolvió que los empleados públicos volvieran a sus actividades recién el lunes 17.

Mediante resolución estableció que más allá del feriado del 15 de septiembre, el 13, 14 y 16 sean “días No Laborables” por las Festividades del Señor y la Virgen del Milagro.

“Dada la trascendencia cultural y de fe que registran las celebraciones en honor del Señor y la Virgen del Milagro, como así también la gran concurrencia de vecinos de la Ciudad de Tartagal”, justificó su decisión el jefe comunal.

Se pone de manifiesto, de esta manera, que ante grandes convocatorias de personas, los sentimientos religiosos de los dirigentes cambian, sobre todo si el tiempo proselitista se acerca.

Allá por el 2019 cuando era diputado provincial, el –hoy- devoto del Milagro, había propuesto quitar crucifijos, imágenes de santitos, o virgencitas de las dependencias públicas, para que se “garantice el principio de laicidad del Estado, el efectivo cumplimiento de libertad de culto y de conciencia consagrados en la Constitución Nacional y Provincial”.

Sobre su proyecto presentado, Mimessi decía: «La presencia de símbolos religiosos en todas las dependencias del Estado, demuestra la existencia de un Estado Confesional en la práctica -lo que evidencia un comportamiento anticonstitucional-. Un Estado que no sólo sostiene económicamente a una religión en particular, sino que está atravesado en todas sus acciones y decisiones por esa parcialidad».

Fuente: Aries




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *