full screen background image

Economía en rojo | La inflación de este año será del 95%

Según el último Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM), publicado por el Banco Central (BCRA), habrá un aumento de 4,8 puntos porcentuales en el pronóstico de inflación para el cierre del año, que ya se ubica en el 95%.

También subieron con fuerza los pronósticos de inflación para 2023, que alcanzaron el 90,5%, es decir 6,8 puntos porcentuales más que en el sondeo previo. Hacia 2024, en tanto, quienes respondieron el REM esperan que los precios suban 47,8% (4,1 puntos más que hace un mes).

Incluso, para el próximo año, calcularon que la inflación minorista rondará el 84,1%, esto es 7,6 p.p. más que en el cálculo efectuado a fines de julio.

Los analistas del Relevamiento de Expectativas de Mercado aumentaron además $ 3,09 sus proyecciones del tipo de cambio nominal a $174,06 por dólar en diciembre.

El informe dio cuenta que la desocupación alcanzará al 7,6% a fin de año, contra el 7% de finales del 2021.

Para este mes, septiembre, se pronosticó una tasa Badlar de bancos privados de 65%, superior en 4,5 p.p. a la tasa promedio registrada durante agosto.

«Se evidencia una corrección creciente en las proyecciones mensuales, con previsiones de aumento hasta alcanzar 67,6% afines de 2022», destacó el REM del BCRA.

Los números de agosto

La inflación de agosto trepará al 6,2 % para los rubros de salud, transporte y esparcimiento, estimó la consultora Focus Market. Para el caso de alimentos y bebidas, el índice de aumento de precios promedio llegará al 6,4 %.

La previsión es que la inflación total de agosto sea de entre el 6,5 y 7 %, el INDEC difundirá los datos oficiales de la inflación de agosto el próximo 14 de septiembre. Según el director de Focus Market, la inflación de este mes «tendrá un arrastre del desequilibrio macroeconómico, al que se suma la corrección de los precios regulados de la economía, como las tarifas de servicios públicos».

Los aumentos en las tarifas de los servicios públicos como electricidad, gas y agua «no alcanzan para disminuir el déficit fiscal. Los recortes en obras públicas, salud y educación colaboran y por otra parte la propia inercia inflacionaria licúa otra parte del gasto».




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *