full screen background image

«La primera denuncia por trata de personas la realizaron desde la Fundación»

Isabel Soria, directora de Relaciones con la Comunidad de la Secretaría de Seguridad del Ministerio de Seguridad y Justicia de la provincia, y fundadora de la Fundación Volviendo a Casa, habló sobre el allanamiento realizado a lado de su fundación. Apuntó contra un periodista.

El allanamiento fue realizado durante la jornada del miércoles 7 de setiembre tras la orden del fiscal federal Eduardo Villalba y la autorización de la jueza federal de Garantías 2, Mariela Giménez. El inmueble, desde el 2020, fue cedido al Estado Nacional luego de la condena dictada en contra de los anteriores dueños por el delito de trata de personas con fines de explotación sexual. La propiedad es una sola pero dividida en dos, convirtiéndose en dos casas diferentes con un frente que da a calle Astigueta y el otro a calle Torino.

Soria explicó que la fundación cuenta con el edificio hace más de un año, luego de firmar un convenio del Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia y con autorización de la fiscalía y la oficina de decomiso de Nación. En el momento que se les otorgó la vivienda, había cinco mujeres viviendo que manifestaron no tener donde vivir, por lo que se les dio un tiempo para poder acomodarse por parte de la entonces ministra Verónica Figueroa, con la condición de una semana de tiempo.

Sin embargo, seguían esperando que se vayan del lugar para que la Fundación pueda hacer uso de todo el espacio. “Cuando Verónica Figueroa deja de ser ministra, nunca más se las pudo sacar”, dijo Soria a El Tintero de Salta.

Ya como funcionaria, informó que las personas que trabajan en la Fundación Volviendo a Casa le comunicaron que había un delito en la casa vecina, que notaron por la permanente llegada de hombres y el cambio de chicas constante. “Hicimos las denuncias correspondientes y la investigación terminó con el allanamiento. Esa es la verdad. Las chicas empezaron a denunciar hace más de seis meses”, indicó.

Soria remarcó que se realizaron denuncias anónimas para preservar la identidad de los denunciantes, entendiendo la peligrosidad y las mafias organizadas detrás de los delitos de explotación sexual. En ese sentido, arremetió contra el periodista Abel Díaz: “Corre peligro muchísima gente, por eso me enojo tanto con los personajes nefastos que se dicen ser periodistas como Abel Díaz que salió a decir una sarta de barbaridades por pegarme a mí que soy funcionaria y a desacreditar el trabajo de un montón de personas de la fundación. No se lo voy a permitir, ni que me desacredite a mí ni que hable de la Fundación Volviendo a Casa que es la única que trabaja de forma seria y responsable con este flagelo”.

La funcionaria afirmó “estar segurísima” de que los dichos de Díaz tienen la intención de golpear al gobierno provincial y aseguró que “deberán ir la justicia”. “Desvirtuaron la información a tal punto que muchísimas personas quedaron con que la Fundación explota personas, es sumamente grave lo que hizo. Es un ignorante”, acusó.

“Queda claro cuál es la realidad. Es importante que se informen los medios en hablar con quienes estamos al frente y no sacar propias conclusiones. Entendemos también que las redes de trata funcionan de esta manera, o sea, con gente paga para desacreditar el trabajo de quienes venimos luchando contra todo este flagelo”, indicó sugestivamente.

Por último, aseguró que las expresiones de algunos medios son para desacreditar el trabajo del gobierno de Sáenz y del ministro Cornejo. “Desgraciadamente, se metieron con la funcionaria equivocada”.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *