full screen background image

Imprudencia al volante | Culmina el juicio a Durand Condorí

El hombre, de 51 años, está siendo juzgado por un hecho ocurrido el 30 de agosto de 2020, en el asentamiento Virgen de Urkupiña de la ciudad de Salta. El acusado perdió el control de su camioneta, y terminó atropellando a Karina Flores y a una adolescente. Ambas víctimas fueron trasladadas al hospital pero Flores falleció por shock hipovolémico por politraumatismo grave.

Tal como se pudo conocer, el examen toxicológico que se le practicó al imputado arrojó que conducía ebrio, con una graduación alcohólica de 1.17 gramos por litro de sangre.

A Durand Condorí, se lo acusa de homicidio culposo por la conducción imprudente de un vehículo automotor calificado por culpa temeraria y por conducir con un nivel de alcoholemia no permitida e en perjuicio de Karina Natalia Flores, de 24 años; y por lesiones graves culposas en perjuicio de M. J. E. , de 14 años, todo en concurso ideal.

Cabe señalar que el fiscal decidió ampliar la acusación entendiendo que quedó acreditada otra causal más que fue la conducción a una velocidad superior a 30 kilómetros por hora, la permitida en el lugar del hecho.

El perito se refirió a las conclusiones de la pericia accidentológica realizada. Expresó que, en base a indicios como las huellas de frenado, rodamiento y el análisis de otros factores, se pudo determinar que el imputado circulaba a una velocidad mínima aproximada de 60,53 kilómetros por hora (en el punto de la primera huella de frenado).

A partir de filmaciones registradas por la cámara de seguridad de una comisaría de la zona, se le solicitó al perito una ampliación del informe. Se determinó que cuando el vehículo pasó por ese punto -1100 metros antes de la rotonda- circulaba alrededor de 90 kilómetros por hora. El profesional recordó que la velocidad máxima permitida por la ley en las avenidas es de 60 kilómetros por hora.

El hecho

En la noche del 30 de agosto de 2020,  el imputado conducía una camioneta Toyota Hilux  por una avenida cuando perdió el dominio del vehículo. Atravesó la rotonda, bajó nuevamente a la calzada y  subió al cordón de la vereda, atropellando a Karina Flores y derribando parte del inmueble donde funcionaba un almacén. También sufrió lesiones un adolescente (M. J. E.) que se encontraba dentro de la morada. Ambas víctimas fueron trasladadas al hospital. Flores falleció por shock hipovolémico por politraumatismo grave.

El examen toxicológico que se le practicó al imputado arrojó que conducía con una graduación alcohólica de 1.17 gramos por litro de sangre.

 




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *