full screen background image

La Orquesta Sinfónica brindará un concierto en conmemoración de la Independencia Argentina

El concierto, el cual contará con un repertorio integrado por obras de compositores argentinos, se llevará adelante el jueves 7 de julio a las 21 hs., en el Teatro Provincial «Juan Carlos Saravia», Zuviría 70. Las personas que quieran concurrir, deberán reservar su entrada mandando un mail a http://reservatuentrada2021@gmail.com.

Bajo la dirección de la maestra Yeny Delgado, se interpretará Escenas argentinas de Carlos López Buchardo, Concierto del Meridiano, para charango y orquesta (Estreno en Salta) de Pablo Loudet con la participación de Rolando Goldman en charango, y El Valle de los Menhires de Eduardo Alonso Crespo.

El concierto contará además con la presencia de Rolando Goldman, como solista invitado. Goldman músico argentino, compositor, docente, creador y director de la Orquesta Argentina de Charangos y autor del Método de Charango. Creador de distintos programas para la divulgación de la música en las escuelas y en diversos espacios de trabajo.

Está a cargo de la Cátedra de Charango del Conservatorio Manuel de Falla. Miembro titular de la  Academia Nacional de Folclore y solista de Charango de la Orquesta Juan de Dios Filiberto. Fundador del Grupo Viracocha. Realizó conciertos y estrenó obras para charango y orquesta en Argentina y en el mundo. Editó más de una docena de discos entre los que figuran: Charanguisto, Diablo suelto, Vamos de vuelta, etc. Junto al guitarrista argentino Raúl Malosetti conforma el dúo Malosetti – Goldman. Invitado por la pianista Martha Argerich se presentó en la Academia Nacional Santa Cecilia. Co-dirigió el documental Simón, hijo del pueblo, sobre el anarquista Simón Radowitzky. Es miembro de la Sociedad Boliviana de Charango, en calidad de concertista.

Sobre los compositores y sus obras

Carlos López Buchardo (1881-1948) compositor argentino, notable pianista de cámara, formado por su madre, la destacada pianista, Ma. Filomena Buchardo, y por los Mtros. Héctor Bellucci y Alphonse Thibaud (discípulo de Saint-Saëns, Paris) entre otros. En su obra se aprecia la influencia francesa y el elemento vernáculo argentino. Compuso música para teatro, óperas, sinfonías, obras para piano, conjunto vocal y canto. Es autor del Himno de la Universidad Nacional de La Plata, y de Canciones infantiles. Presidió la Asociación Wagneriana de Bs. As. Dirigió el Instituto de Arte del Teatro Colón. Fue el primer director de la Escuela Superior de Bellas Artes de la Universidad de La Plata. Se le confió la creación del Conservatorio Nacional de Música y Arte Escénico que después de su muerte, lleva su nombre. Integró el directorio del Teatro Colón y la Academia Nacional de Bellas Artes.

Escenas Argentinas, (1919/20) Poema sinfónico, ilustrativo-evocativo dotado de estampas sonoras que invitan a la imaginación de las fiestas y fogatas gauchescas, o escenas del Martín Fierro. Es un homenaje a la identidad criollista, a su más elevado refinamiento con nostálgicas trovas, vidalas y danzas: chacarera, milonga y gato. Esta obra, de formidable y robusta orquestación, evidencia la influencia de Richard Strauss y de Ottorino Respighi. Fue estrenada por la Orquesta Filarmónica de Viena, en el Teatro Colón, durante una gira por Sudamérica.

Pablo Loudet (1969) Profesor Superior de Guitarra egresado del Conservatorio Gilardo Gilardi, La Plata, y de composición de la UNQUI. Es docente del Conservatorio Gilado Gilardi, Facultad de Bellas Artes (U.N.L.P), Conservatorio de Chascomús, Escuela de Arte de Berisso y Bachillerato de Bellas Artes de La Plata. Compuso obras de concierto, ballet y teatro, para grupos instrumentales, medios electracústicos y mixtos. Recibió el Primer Premio de la Tribuna Nacional de Compositores TRINAC 2005 (CAMU-UNESCO), Mención especial de la Tribuna de Música Electroacústica TRIME 2001 (CAMU-UNESCO) y Mención Especial del Instituto Goethe de Córdoba (1999). Sus obras fueron incluidas en la edición Panorama de la Música Argentina, del Fondo Nacional de las Artes. Es miembro fundador de Sonoridades Alternativas, de C.A.M.U.

Concierto del Meridiano, para charango y orquesta. Propone una mirada nueva, en formato orquesta, de la música interpretada con el más antiguo de los instrumentos de cuerda criollos. Al lenguaje sonoro y tradicional de la música para orquesta se suman rasgos identitarios muy marcados de la música criolla, de raíz folclórica, que el público va a poder reconocer fácilmente.

Eduardo Alonso-Crespo (1956) Compositor argentino graduado en la Escuela de Artes Musicales de la Universidad Nacional, Tucumán, Se graduó además como Ingeniero Civil en la Univ. Nac. De Tucumán. Mediante una beca Fulbright, de postgrado estudió en la Universidad de Carnegie Mellon, EEUU, donde se graduó como Master en Dirección Orquestal y Coral. Se desempeñó como docente (18 años) de la Universidad de Carnegie Mellon, EE.UU. Fue Director Titular de la Orquesta Sinfónica de Tucumán, Argentina (12 años), en simultáneo, Director Musical del Carnegie Mellon Contemporary Ensemble, EE.UU. y director invitado en Argentina y en el extranjero. Fue artífice fundamental en la creación de la Orquesta Sinfónica de Salta, Argentina, donde se desempeñó como Director Invitado Principal y Compositor Residente. Fue director invitado de organismos sinfónicos de EEUU, Francia, Portugal, México, Chile y Argentina. En Argentina dirigió las Orquestas Sinfónicas de Córdoba, Rosario, Entre Ríos, Tucumán, San Juan, Mendoza y Salta,  Orquesta Nacional de Música Argentina, y Orquesta Filarmónica de Bs. As, con la que debutó en el Teatro Colón (1998) donde dirigió la Cuarta Sinfonía de Gustav Mahler. Entre sus actividades recientes como director se destaca la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla, España, para el sello discográfico británico Naxos.

El Valle de los Menhires.  A orillas del antiguo Imperio Inca, en Tucumán, está Tafí del Valle, en un bosque subtropical, cálido y húmedo. Al salir de la capital y empezar el ascenso por los cerros cubiertos de vegetación, el paisaje se torna más espeso y húmedo. Después de las cumbres, se abre un amplio valle, la vegetación escasea, el aire se hace seco. A un costado se ubica una laguna y al frente El Valle de los Menhires, monumentos monolíticos como tótems, esculpidos en piedra por una antiquísima civilización desconocida. Docenas de menhires se yerguen uno junto al otro, como millones de dedos tratando de alcanzar el Sol. Uno de los rasgos más intrigantes de los menhires son los ojos que miran al Sol que, por alguna técnica extraña, y por medio de las sombras se ha logrado el movimiento de las miradas, fijas en el astro, fundamento de sus creencias. Esta composición se basa en el misterioso valle, en las implicancias de la noche, la oscuridad, lo desconocido, la ausencia de fe, seguida del milagro del alba, el diario renacimiento de la esperanza y la plenitud del día, con la estrella en el cenit.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *