full screen background image

Interrupción Voluntaria del Embarazo | Solamente hasta la semana 20

A poco más de un año de su sanción, informan profesionales de la salud que el Hospital Público Materno Infantil de Salta -HPMI- ha decidido garantizar la interrupción del embarazo solo hasta la semana veinte, incumpliendo así la legislación vigente.

Por Melina Sánchez

La IVE por causales es a partir de la semana 15, y no hay edad gestacional límite, sin embargo, por estos días, una arbitraria directiva al respecto, que buscan implementar de hecho, sorprende a equipos de salud garantes de derechos de mujeres y cuerpos con capacidad de gestar. El Hospital Público Materno Infantil -HPMI- es la institución desde la cual salen las políticas sanitarias que luego se aplican en toda la provincia.

La gerencia del hospital informó a la Supervisión de Salud Sexual de Salta de la implementación de esta medida que se dio entre gallos y medianoche, sin mucho más aviso al personal, que es violatoria de los derechos de un amplio sector de la población y pone en riesgo el libre y consciente ejercicio de la medicina de muches profesionales.

Recordemos que los antiderechos de la provincia se posicionaron como mayoría con la campaña “PROVIDA”. Salta es la provincia donde los conservadores, en un claro caso de lawfare, están a la cabeza de la persecusión a la Doctora Miranda Ruíz, quien garantizara hace un año atrás un aborto a las veintidos semanas por causal salud. Miranda Ruíz es una joven médica de Buenos Aires, que se trasladó al norte salteño y que luego de mucho esfuerzo y tras que el Ministerio de Salud de Salta le impusiera por ejemplo, volver a hacer la residencia, pudo finalmente fijar su domicilio en Salta y ejercer en el Hospital de Tartagal.

Es de público conocimiento y además documentado por noticias que han tenido circulación y cobrado trascendencia a nivel nacional que de esta institución son dependientes muchísimos grupos poblacionales vulnerables de la región, allí donde son altas las tasas de embarazos infantiles y adolescentes, producto de violaciones y abusos, relacionados muchas con una interculturalidad que cuando no es abordada por las políticas públicas se convierte en grieta. Miranda quizás no se hubiera imaginado nunca que en el camino de ejercer su profesión con vocación social iba a encontrarse con una causa armada por cumplir una ley.

Hace menos de un mes y medio atrás rechazaron su segundo pedido de sobreseimiento. En ese momento su defensa impidió que auditen la historia clínica de la paciente. Los equipos interdisciplinarios que intervienen en la implementación de la IVE están compuestos de varios profesionales, no corresponde solamente a la decisión unilateral de une médique. Con este tipo de medidas se está yendo sobre el ejercicio de la medicina bajo la premisa de la garantía de derechos de les pacientes.

Hay, a partir de esta medida unilateral y violatoria de la Ley 27610, en riesgo, en estos momentos, al menos seis casos de pedidos de interrupción de embarazo a las veintidos semanas por parte de distintos equipos de salud de toda la provincia.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *