full screen background image

Robo de caños Gasoducto NEA | La justicia declaró culpable al ex intendente Prado

El ex intendente de Aguaray, Enrique “Quique” Prado, fue declarado culpable por el Tribunal Oral Federal 2 de Salta  (TOF 2) por el robo de caños del Gasoducto NEA, tras cinco meses de juicio. Los empresarios Diego Alos y Adrián Vera también fueron culpados.

Junto a él, estaban imputadas nueve personas más. De ésas se culpó por defraudación a la administración pública, y robo agravado por ser cometido en despoblado y en banda, en su carácter de delito continuado, y en calidad de coautor junto a Prado, al empresario y dueño de OSIP SA, Diego Alos. Sobre el joven Adrián Vera, si bien descartaron la figura de defraudación, sí lo consideraron culpable del delito de falsificación de documentos. Los demás imputados fueron absueltos.

El Triunal decidió absolver a Dante Rodríguez, imputado por el delito de robo agravado de 14 caños, por el beneficio de la duda, al igual que al gerente de la empresa Perterser SRL, Andrés Ayala.

En cuanto al exsecretario de Hacienda, Fredy Marcelo Céspedes, quien había firmado la resolución 1215 para disponer de los caños junto a Enrique Prado, también fue absuelto de culpa y cargo sin más detalles. Lo mismo que los gerentes de la firma MyP Servicios Especiales, Miltón Saavedra y Bruno Degoy; el titular de la empresa Comarfil SA, Matías Rossi, y Cristián Buczek, encargado de la empresa Vera SA.

El presidente del tribunal, Abel Fleming, junto a los vocales Gabriela Catalano y Domingo Batule, tras escuchar a los acusados, dieron a conocer un extenso veredicto que se prolongó por horas, en el que detallaron cada uno de los momentos del robo y dieron los argumentos jurídicos que sustentan su decisión. Concluyendo que tanto Prado, como Alos y Vera son autores responsables del robo de al menos 161 caños del Gasoducto GNEA que quedó inconcluso en la gestión de Mauricio Macri y que habían quedado abandonados a la vera de la ruta que pasa por las inmediaciones del poblado de Aguaray, en el departamento de San Martín, valuados por la empresa estatal IEASA (Integración Energética Argentina, exENARSA), en al menos 5 millones de dólares.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *