full screen background image

Finalizó la autopsia de Ramiro Sagasta, la fiscalía no descarta hipótesis

La autopsia al cuerpo del ciclista de 44 años que se prendió fuego, confirmó que el fallecimiento se produjo por las graves quemaduras. Robo, ajustes de cuentas, autolesión y hasta posible homicidio, son algunas de las hipótesis que se barajan.

Luego de cumplir con los protocolos COVID 19, se realizó la autopsia al cuerpo de Ramiro Sagasta, el ciclista de 44 años que se prendió fuego. El informe del Servicio de Tanatología Forense del CIF, determinó que el fallecimiento se produjo a causa de las graves quemaduras que se extendía en el 90% del cuerpo.

Ante el notorio deterioro sufrido por acción del fuego, se solicitaron estudios complementarios de la autopsia, que permitirán tener mayores detalles en relación a la causa del deceso.

Caso Sagasta: la fiscalía no descarta ninguna hipótesis

En conferencia de prensa, la fiscal Verónica Simesen de Bielke quien investiga los hechos, expresó que no se descarta ninguna hipótesis, aunque algunos de los elemento recaudados en la zona limitan algunas.

«La hipótesis del robo no esta descartada pero lo cierto es que se encontró una bicicleta y un caso que tienen un valor económico importante que normalmente no encontramos los elementos de la victima», explicó la fiscal detallando además que éstos elementos fueron encontrados a 3 o 4 metros del cuerpo, ubicados en buen estado.

Así mismo la fiscal informó que se encontraron retazos de prendas que podrían ser de la víctimas y elementos plásticos que podría haber contenido el líquido de combustión.

«No existe ninguna constancia, por lo menos de los testimonios, que esta persona tuviera algún problema con alguien, ni económico», dijo Simesen de Bielke, en relación a la hipótesis de un posible ajuste de cuentas para lo que se seguirá tomando testimonio de vecinos, amigos, familia de la vícima.

Parte importante de la investigación también incluirá el testimonio de las personas que atendiendo a Ramiro Sagasta, de forma primara.  «La persona estuvo todo el tiempo consiente. Si brindó testimonio, no a las autoridades, si a las personas que estaban en el lugar y a los médicos que lo asistieron», contó la fiscal aunque resguardó los detalles aclarando que «no hubo ningún testigo presencial que haya visto que a esta persona se le arrojó ningún tipo de líquido. La persona que dio aviso a las autoridades simplemente avisó de una persona que habría tenido un accidente en el costado de la ruta».

La fiscal también detalló que la zona de los hechos, con extensión aproximada de 4 x 4, es aledaña a la banquina donde no hay un acceso a la vista por un árbol puesto en la recta; y que transitar en bicicleta por la mañana era parte de la rutina diaria de la víctima.

Se pidieron las cámaras de seguridad del puesto de Lesser, que se encontraba a 4 metros del lugar de los hechos, una cámara de la parte de los monoambientes, otras ubicadas en la zona del quirquincho y cámaras privadas de barrios, ya que Ramiro Sagasta vivía en Barrio Mirasoles.

 




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *