full screen background image

Proponen que el IPV disponga de un cupo habitacional para mujeres en situación de violencia doméstica y vulnerabilidad

El Proyecto de Ley impulsado por el Bloque de la UCR será tratando en la sesión de Diputados de la provincia. El escrito propone que el cupo mínimo sea del 5% en unidades habitacionales a adjudicar, en cada localidad de la provincia.

En la sesión de hoy, de la Cámara de Diputados de Salta, se tratará un proyecto de ley que propone que el Instituto Provincial de Vivienda disponga de un cupo mínimo del 5 % de las unidades habitacionales a adjudicar en cada localidad de la provincia de Salta, a aquellas mujeres que se encuentren en situaciones de violencia doméstica y de vulnerabilidad.

El escrito tiene por autores a Valeria Fernández y Matías Monteagudo, del bloque UCR. y no cuenta con dictamen de las Comisiones de Obras Públicas; de la Mujer; de Derechos Humanos; y de Legislación General.

«El proyecto que se eleva busca continuar brindando una respuesta importante por parte del Estado a quienes resultan víctimas de violencia doméstica y se encuentren en situación de vulnerabilidad. El flagelo mencionado viene siendo abordado por diferentes áreas gubernamentales desde una mirada social, pero también con un fuerte resorte jurídico», expresa el resumen de la propuesta.

Cabe recordar que, en Salta, mucho casos se hicieron públicos durante los últimos años. En Noviembre del 2020 ocho familias encabezadas por mujeres, que fueron víctimas de violencia doméstica, fueron desalojadas junto a sus hijos, algunos de ellos con problemas de discapacidad, luego de un año y medio de permanecer en un asentamiento de barrio Los Pinos, en San Lorenzo.

En Julio de éste año, El Tintero, dialogó con Marina Cruz quien fue víctima de intento de femicidio, y  la justicia quiere desalojarla del lote que alquila y amenaza con quitarle a sus tres hijos.

Sin dudas que se trata de un flagelo que el Estado provincial no supo subsanar, no sólo ante mujeres que sufrieron violencia doméstica, sino que fueron nuevamente violentadas ante el desalojo y la falta de respuestas.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *