full screen background image

Fernández a llamó una «oposición abierta al diálogo»

Tras las elecciones, el presidente Alberto Fernández emitió un mensaje en el que pidió un marco de diálogo entre el Congreso y el Gobierno enumerando objetivos para la recuperación económica.

Finalizadas las elecciones nacionales legislativas, los resultados no se mostraron favorables para el oficialismo que perdió quorum en el Senado y equiparó bancas con la oposición en Diputados. A últimas horas de la noche, el presidente Alberto Fernández emitió un mensaje.

«Hoy empieza una segunda parte de nuestro Gobierno», afirmó Fernández asegurando que se tomarán decisiones marcadas por los ejes recuperación económica, fortalecimiento de ingresos, reducción de inflación y la creación de empleo, para el que pidió un «marco de un dialogo constructivo».

«Si queremos resolver estos desafíos a los que nos enfrentamos necesitamos que las grandes mayorías generen consensos», expuso el presidente y se dirigió directamente a las fuerzas políticas para acordar una agenda. «Una oposición responsable y abierta al dialogo es una decisión patriótica», dijo pidiendo que la relación entre el Congreso y el Gobierno sea fructífera.

Así mismo adelantó que en la primera semana de Diciembre de este año se enviará al Congreso un proyecto de ley que explicite el Programa económico plurianual para el desarrollo sustentable. «Contemplará los mejores entendimientos que nuestro Gobierno haya alcanzado con el staff del FMI, en las negociaciones que lidera el Ministro de Economía Martín Guzmán», detalló Fernández asegurado que el mismo cuenta con el «pleno aval del Frente de Todos», entendiendo entre líneas que al no poseer quorum dependerá de otras fuerzas políticas para aprobarlo.

Finalmente no dejó pasar los polémicos dichos del ex presidente Mauricio Macri, quien durante una cena a solas con Juanita Viale en El Trece, donde expresó «Si ganábamos la elección, arreglábamos con el FMI en cinco minutos».

«Siempre hay quienes buscan endulzar los oídos con las supuestas bondades que ofrecen caminos de ajustes ya probados y fallidos, son las mismas que alertan sobre os desastres que se avecinan si no seguimos esas recetas ya fracasadas. A quien diga que el problema con el FMI puede ser resuelto en 5 minutos le digo que negociar no es obedecer», disparó Fernández.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *