full screen background image

Se aprobó en Argentina la ley de etiquetado frontal

El proyecto que ya contaba con media sanción de Senadores, obtuvo 200 votos afirmativos, 22 negativos y 16 abstenciones en Diputados. Parte de la oposición mantuvo postura negativa frente al sello octagonal y como una iniciativa que fomenta la «censura».

Con 200 votos afirmativos, 22 negativos y 16 abstenciones, la Cámara de Diputados transformó este miércoles en ley el proyecto de Etiquetado Frontal de Alimentos, luego de una extensa jornada de debate, que incluye cerca de 20 proyectos.

El proyecto de etiquetado frontal tiene como meta que la población cuente con información precisa sobre los productos que consume. El concepto central es promover y concientizar sobre la prevención de la malnutrición en la población y la reducción de enfermedades crónicas no transmisibles.

Para eso, se propone colocar leyendas o sellos de forma octogonal para identificar la información. En ellos se deberá indicar el tipo de ingrediente que contiene. Por ejemplo «Exceso en azúcares», «Exceso en sodio», «Exceso en grasas saturadas», «Exceso en grasas totales», y/o «Exceso en calorías».

Desde Juntos por el Cambio, la diputada del PRO, Carmen Polledo, expresó fuertes críticas al proyecto y defendió su propio dictamen de minoría que deja de lado la resolución gráfico del sello octogonal, por considerarlo «estigmatizante».

«Para algunos no sería suficiente con informar, promover y educar sino que directamente pretenden avanzar con prohibiciones y censuras. Ese es uno de los aspectos fundamentales del sistema de los octógonos negros avanzando incluso más allá de lo regulado en otros países que optaron por este modelo como en Brasil y Uruguay que no tienen prohibiciones sobre información nutricional complementaria», cuestionó.

Entre las intervenciones más curiosas de la noche se encuentra la de la diputada nacional del PRO, Ingrid Jetter, quien cerró su discurso con una ironía sobre las cualidades nutricionales del «choripán», una comida que es símbolo de la argentinidad y de las manifestaciones populares.

«¿Los choripanes que se repartieron ahí afuera o que se reparten en campaña van a tener el octógono»?, preguntó capciosamente la correntina. Minutos antes, la legisladora macrista había sostenido que «esta ley no es buena, es imperfecta, es inútil ,y puede traer más consecuencias negativas que positivas en la Argentina».

«Hay una evidente voluntad de Juntos por el Cambio de hacer un show electoral de esta sesión y no concentrarnos realmente en los temas que está esperando la gente», se quejó el diputado del Frente de Todos, Rodolfo Tailhade, en declaraciones en el Salón de los Pasos Perdidos.

Cabe recordar que el primer intento de tratar este proyecto fue truncado por falta de quorum de la oposición. Allí se cuestionó que no se hubiera consensuado previamente el temario y le presentó al oficialismo una lista de exigencias para participar que el FdT terminó rechazando por considerar que era lisa y llanamente «extorsiva».

Fuente: Ámbito.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *