full screen background image

Cristina había advertido a Alberto que la política de ajuste fiscal era equivocada

El resultado de las PASO trajo consigo una crisis política interna en el Gobierno Nacional que reclama por una parte cambios de política económica y por otra, mantener el rumbo elegido.

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner difundió esta tarde una extensa carta en medio de la crisis institucional del Frente de Todos tras la derrota en las PASO del domingo pasado. Allí recordó que en sus reuniones con el presidente Alberto Fernández, le había anticipado que la política de ajuste fiscal era «equivocada» y que tendría «consecuencias electorales».

«Creía que se estaba llevando a cabo una política de ajuste fiscal equivocada que estaba impactando negativamente en la actividad económica y, por lo tanto, en el conjunto de la sociedad y que, indudablemente, esto iba a tener consecuencias electorales», indicó.

La exmandataria indicó que entre sus principales preocupaciones se encontraban la «delicada situación social y que se traducía, entre otras cosas, en atraso salarial, descontrol de precios -especialmente en alimentos y remedios- y falta de trabajo sin desconocer, obviamente, el impacto de las dos pandemias: la macrista primero y la sanitaria».

«No lo dije una vez… me cansé de decirlo… y no sólo al Presidente de la Nación», dijo y reveló que la respuesta siempre fue «que no era así, que estaba equivocada y que, de acuerdo a las encuestas, íbamos a ganar ‘muy bien’ las elecciones». «Mi respuesta, invariablemente, era ‘no leo encuestas… leo economía y política y trato de ver la realidad'», continuó.

LEÉ MÁS: EL GOBIERNO ANALIZA MEDIDAS ECONÓMICAS PARA REACTIVAR LA ACTIVIDAD

Respecto a la política económica, la vicepresidenta continuó con su análisis y criticó la sub ejecución del Presupuesto 2021: «A agosto de este año, a cuatro meses de terminar el año y faltando apenas unos días para las elecciones, el déficit acumulado ejecutado en este año era del 2,1% del PBI. Faltan ejecutar, según la previsión presupuestaria, 2,4% del PBI… más del doble de lo ejecutado y restando sólo cuatro meses para terminar el año… con pandemia y delicadísima situación social».

«No estoy proponiendo nada alocado ni radicalizado. Al contrario, simplemente estoy recogiendo lo que en este contexto global de pandemia está sucediendo a lo largo y a lo ancho del mundo, desde Estados Unidos, pasando por Europa y en nuestra región también: el Estado atemperando las consecuencias trágicas de la pandemia», puntualizó.

La vicepresidenta evaluó que el pasado domingo «el peronismo sufrió una derrota electoral en elecciones legislativas sin precedentes» y recordó cuando tras las elecciones legislativas de 2009 -donde el kirchnerismo perdió la Provincia de Buenos Aires pero había ganado a nivel nacional- al día siguiente Néstor Kirchner «no sólo renunció a la titularidad del Partido Justicialista, sino que yo como Presidenta de la Nación pedí la renuncia de quien fuera mi Jefe de Gabinete, entre otros».

 

Fuente: Ámbito




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *