full screen background image

Pablo Outes figura como socio del imputado Matías Huergo

La Cámara Federal procesó a Matías Huego y otros imputados por evasión fiscal pero la investigación por administración fraudulenta en la justicia provincial está paralizada. Pablo Outes, que ocupa actualmente un alto cargo como funcionario del gobierno de Saenz, figura como socio de la firma Lusal Obras en la investigación federal. 

En el mes de junio la Cámara Federal confirmó la resolución del juez Bavio, quien resolvió el procesamiento de siete imputados por evasión fiscal, de entre los cuales Matías Huergo figura como organizador y creador de asociaciones ilícitas que operaban con facturas apócrifas.

La Causa Huego está desdoblada, la justicia federal se encargó de evaluar la evasión tributaria, mientras que la justicia provincial debiera investigar la administración fraudulenta posible que se ha detectado de las pruebas recolectadas por la Cámara Federal, pero se encuentra paralizada por argumentos de competencias que les impide avanzar en la causa.

La resolución de la Sala I de la Cámara Federal de Salta es extensa y rica en pruebas de documentos y audios que apuntan contra Huergo y los otros imputados, es en esa misma que figura constantemente el nombre de Pablo Outes, actual Coordinador de Enlace y Relaciones Políticas de la Gobernación y actual presidente de la Comisión de Acción Política del Partido Justicia de Salta.

Gonzalo Guzmán, abogado y director del medio Salta Transparente, en diálogo con El Tintero Radio contó los detalles de la resolución que encausan a Outes. «La Cámara Federal menciona seis veces a Pablo Outes, que en aquel momento era Coordinador General del la Municipalidad de Salta, la mano derecha de Sáenz intendente. En estas menciones la Cámara Federal da cuentas de un documento hallado donde se habla de una sesión de cuotas partes de una sociedad comercial a favor de Outes, un tal Romero le cede su participación, de manera que Outes y Huergo pasan a ser los dueños exclusivos de una empresa que se llama Lusal Obras».

En ésta estrecha relación entre un funcionario municipal, hoy provincial, y el procesado Huergo quedará en manos de la justicia provincial el investigar si se detectaron movimientos de dinero hacia las arcar personales de Outes. «Hay indicios, audios, documentación, que habla de planilla excel que menciona determinados montos a algunos funcionarios como por ejemplo a Gaufin, Secretario de Hacienda de la municipalidad», apuntó Guzmán.

Saber o no, otra incógnita se desprende de la relación política entre Outes y Sáenz. «Un intendente que no conozca lo que hace su Secretario de Hacienda y Coordinador General, llama la atención», expresó Guzmán y agregó que «mantiene la cúpula en el poder». Es el mismo formato de administración que inventó, la replicó en la Provincia. Creó cargos que no existen en la Constitución y que fueron creados por decreto, que son el cargo de Coordinador» haciendo referencia a no sólo Pablo Outes sino también a Nicolás Demitrópulos.

«Gustavo Sáenz ha delegado responsabilidades que les son propias, y de hecho le ha dado (a Outes) facultades para ser una suerte de coordinador de relaciones internacionales y a Demitrópulos la facultad de manear la comunicación de la provincia, la difusión de los actos de gobierno, el manejo de la pauta oficial y en definitiva no son responsables porque no firman», analizó Guzmán.

Otra investigación que no avanza en la justicia provincial

El 8 de Julio el Diputado Carlos Zapata impulsó una denuncia penal contra el Tribunal de Cuentas municipal por peculado en torno a situaciones que pueden configurar delito y en las que, según consignan los expedientes que se acompañan, el organismo de control no actuó para determinar daños fiscales y perseguir a los funcionarios responsables.

Fue el propio abogado Gonzalo Guzmán quien acompañó la presentación «La denuncia la impulso el Diputado Carlos Zapata a raíz de distintos casos que se dieron en el municipio estando en la intendencia de Miguel Isa y Gustavo Sáenz, irregularidades en el Pan Solidario, un programa que es supuestamente para llegar con el pan a los mas vulnerables y se detecto que había fondos que iba a las cuentas personales de algunos funcionarios municipales» explicó.

Al igual que la investigación por administración fraudulenta en el Caso de Lusal Obras, la investigación que demanda ésta denuncia no avanza «Estamos esperando la respuesta del Ministerio Público Fiscal» dijo Guzmán y agregó «Existiendo el Tribunal de Cuentas no se hizo nada, este órgano de control hizo la vista gorda. Lo que se ha denunciado es el delito de incumplimiento de funciones».

 




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *