full screen background image

Es enfermera, denunció precarización laboral e incumplimiento de protocolos y la desvincularon

Se trata de Cintia Reynaga que ingresó a trabajar en Septiembre al Hospital San Bernardo y tras una serie de reclamos por precarización laboral e incumplimiento de protocolos, terminó siendo desvinculada. La Enfermera reclama despido injustificado y persecución laboral.

Cintia Reynaga, dialogó con El Tintero para exponer la situación laboral que atraviesa. Ella es Licenciada en Enfermería, trabajó en Buenos Aires y a una semana de iniciar la pandemia volvió a Salta donde junto a otros 120 enfermeros y 60 personas entre personal de maestranza y camilleros ingresaron a trabajar al Hospital San Bernardo «entramos en precarización laboral absoluta con promesa de autoridades de que en algún momento se iba regularizar, de que iba a haber un contrato, alguna especie de formalidad. Somos monotributistas».

La enfermera relató que los problemas surgieron en «Enero cuando hubo una pequeña baja de los casos, me encontré con compañeros que fueron despedidos, desvinculando si ninguna causa, argumentando que nosotros éramos contratos eventuales cuando la ley prohíbe estos contratos. En Salta se da la concurrencia, unos años de la práctica de enfermería ad honorem, la provincia cuanta año a año con esta mano de obra gratuita, dicen que es una forma de insertarlo en el ámbito hospitalario y que tengan prácticas» Cintia tomó la iniciativa y tras algunas reuniones con las autoridades y la difusión en disantos medios de comunicación lograron la reinserción «A los 15 días se pudo lograr la reincorporación, el hospital nos exigió devolver las horas que habíamos estado en el conflicto, era contradictorio porque el conflicto fue producto de la desprolijidad propia del hospital pero ante la necesidad del trabajo nadie se quejó cumplimos nuestras horas».

Tras el conflicto ocurrido con sus compañeros, Cintia denuncia que sufrió persecución laboral hasta que finalmente fue desvinculada «Hubo represarías a mi persona como vocera de estos compañeros y por que yo comencé a denunciar otras cuestiones como el hecho que los que continuaban trabajando continuaban en situación de precarización laboral, compañeros que se enfermaron de COVID fueron a a sus casas sin aislamiento y no se les pagó nada, no tenían ART, no tenían obra social, no se les pagó las horas que estuvieron en aislamiento. Hice un reclamo por la falta de incumplimiento de protocolos y usaron mi reclamo para desvincularme, para despedirme».

Cintia contó que tuvo la posibilidad de hablar con el Dr. Pablo Salomón, Gerente de Hospital donde «le conté la situación, le dije que había una persecución hacia mi persona evidente de la Jefa de Personal», también comentó que habló con Ramona Riquelme, referente de Orán, cuando estuvo en Salta «ella tuvo la oportunidad de llevarle personalmente mi reclamo al Ministro Juan José Esteban y él dijo que conmigo no quería saber nada porque yo era una persona incomprensiva con lo cual dice que él estaba muy al tanto quien era yo, de cual era la situación y que además lo que no le gusta al Ministro que uno se atreva a hacer visible todas las faltas que se están cometiendo con el persona de salud» comentando demás que recibió una Carta Documento desde el Hospital que la intima a no hacer más declaraciones públicas.

A partir de allí Cintia vuelve a los medios, para hacer eco de la situación que ahora a ella le toca pasar «queremos tramitar un Recurso de Amparo pero es necesario el fallo de INADI, sabemos que es un fallo que hace una sugerencia pero es inaceptable que una persona que esta siendo sometida a situación de violencia, de discriminación tenga que esperar 4 años» expresó al contar que presentó una denuncia en al INADI que se estancó y ante la insistencia le contestaron «que habían retrasos porque habían expedientes parados desde el 2017 , al rededor de 130. Ellos argumentan que era de la gestión anterior pero en dos años no han podido aliviar los expedientes de la gestión anterior».

Finalmente la enfermera expresó «Hay una justicia para unos y una justicia totalmente distinta para otros» mencionando a modo de ejemplo la denuncia de la fiscal Verónica Simesen de Bielke contra Martin Grande y que salió expedida en una semana.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *