full screen background image

Llamado a la justicia | Tras cuatro años, las victimas de abuso sexual siguen esperando el juicio contra el ex cura Emilio Lamas

Juan Carlos García y Carla Morales fueron victima de abuso sexual cometidos por el ex sacerdote Emilio Lamas, hoy a más de tres décadas de ocurrido los hechos y a 4 años de haber sido imputado, la victimas siguen esperando el accionar de la justicia. 

La lucha de dos victimas de abuso sexual eclesiástico sigue en pie tras cuatro años de espera, Juan Carlos García y Carla Morales denunciaron al ex sacerdote Emilio Lamas quien fue imputado en 2018 de los delitos de abuso sexual con acceso carnal agravado por ser el hecho cometido por un sacerdote y por la guarda, abuso sexual simple agravado por ser el hecho cometido por un sacerdote (tres hechos) y promoción a la corrupción de menores agravada por la guarda, en perjuicio de dos personas; un año después la justicia llamó a una audiencia con cita para Mayo del 2020 pero ésta nunca llegó.

Juan Carlos García emitió una carta pidiendo justicia a la corte «es un pedido que hago a la corte de justicia porque me enteré por mi abogado que ya hicieron la votación los nueve jueces al pedido de la defensa que se presentó hace 2 años de prescribir la causa. Pedimos a la justicia que se haga justicia civil y provincial, ya la iglesia lo condenó al quitarle el estado clerical por la prueba y los testimonios que ha recibido el juicio eclesiástico».

A través de los micrófonos de El Tintero Radio, Juan Carlos contó la terrible crónica que le tocó vivir «fueron años difíciles para mí los 90´ , nadie me creía. Pedí ayuda a un comisario en Rosario de Lerma que me agarró del cuello y me dijo «con los curas no te metas», pedí ayuda, a través de mis situaciones psicológicas que tuve cuando era adolescente, mediante la jueza Rallé, me senté hace un año atrás cuando me citó a su oficina y me dijo «no me manches mi carrera yo ya me estoy por jubilar, yo le dije a tu papá que lo denunciara pero él no quiso, ya no pude hacer nada y le pase la causa al doctor Galvarino», en el año 91´ solicite ayuda la acción católica, a las monjas, nadie me creía, yo era el loco» y concluyó «tuve que rehacer mi vida, planificarla nuevamente, porque mi sueño era ser sacerdote, servir a la comunidad con la iglesia, pero esto no cambió mi fe yo sigo amando a Dios. He pasado circunstancias tremendas de humillación, de perseguimiento, hostigamiento, pero me he reinventado».

Actualmente Juan Carlos García es presidente de la red de sobrevivientes de abuso eclesiástico de Salta donde convive con muchas otras personas que también sufrieron abuso sexual en manos de allegados a cargos en la Iglesia pero que aún no pudieron denunciar «nosotros entendemos el tiempo de las víctimas, porque yo también fui una. Hay muchos que están esperando para ver que pasa con nuestro caso para poder denunciar» y agregó «Hay más de 80 casos aquí en Salta, de curas que han abusado. Algunos fueron procesados eclesiásticamente, otros judicialmente, pero hay otros que no, son curas que siguen celebrando misa tranquilamente en su iglesia pero que han cometido el error de arruinar la vida de muchos adolescentes».

Juan Carlos contó que también se reunió con Carla Morales, otra victima de Lamas en los 90´, y juntos alzan la voz esperando una respuesta de la justicia civil «sé que esto no lo voy a borrar, me va a perseguir hasta la tumba, pero quiero tenerlo al frente y ver la cara de orgulloso que tenía «quien te va a creer a vos» me decía, era el desafío que siempre me hacia cuando trataba de abusarme. Quiero tenerlo al frente en un juicio y decirle decí la verdad, me arruinaste la vida».

Foto: El Tribuno.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *