full screen background image

Argentina avanza en el reconocimiento del trabajo de las mujeres

Más de 155.000 mujeres podrán jubilarse tras el reconocimiento de las tareas de cuidado como años de servicio.

Por Natalia Fernández

Durante siglos el trabajo de las mujeres fue invisibilizado y reducido a la categoría de “no trabajo”. Actualmente, el gobierno argentino avanza en la equiparación de derechos y empieza a dar pasos en el reconocimiento del aporte que realizan las mujeres al Estado cuando se dedican a las tareas domésticas y de cuidados y crianza. A través del Programa Integral de Reconocimiento de Periodos de Servicios por Tareas de Cuidados, ANSES reconocerá hasta tres años de servicio a las mujeres. 

Desde la instalación del modelo capitalista el trabajo reproductivo de la vida, que incluye las tareas de cuidado y limpieza,  fue asignado a las mujeres e invisibilizado como trabajo. Considerado como “no trabajo” y establecido como un acto de amor a la familia, el trabajo doméstico empieza a recuperar el reconocimiento y a ser validado como como tal para el Estado argentino. 

Las mujeres duplican e incluso triplican en horas dedicadas a las tareas domésticas y el cuidado de niños, niñas, adolescentes, adultos mayores, personas con discapacidad o que se encuentran enfermas. En aquellos hogares donde las mujeres disminuyen las horas dedicadas a estas labores son aquellos en los que las tareas fueron tercerizadas. En este sentido, cabe destacar que en Argentina, el trabajo en casas particulares es el primer empleo para las mujeres, ya sea cuidando personas o ejecutando tareas de limpieza y cocina.

Si te interesa podés ver: “Eso que llaman ‘amor’ es trabajo no reconocido”

Además de la ejecución de las tareas de cuidados y limpieza, las mujeres absorben la planificación y la administración del hogar. Es decir, son las que determinan qué se debe limpiar y cuando, qué es lo que se debe comprar para el abastecimiento doméstico y con qué prioridades. Este fenómeno, conocido como “carga mental”, incrementa los niveles de estrés en la población femenina. De hecho, el INDEC, a través de un relevamiento hecho en CABA reveló que durante el 2020, producto de la pandemia, las mujeres presentaron mayor sobrecarga y mayores dificultades para dormir. 

En este sentido, la dirección nacional de Economía, Igualdad y Género, dependiente del Ministerio de Economía, lleva un trabajo muy importante en el reconocimiento del aporte económico que realizan las mujeres a la economía nacional. De allí, que establecieran que las tareas de trabajo doméstico y de cuidados no remunerados fue uno de los que más aportó al PBI durante el 2020. 

Sin embargo, este no es el único reconocimiento que Argentina hace sobre este trabajo no remunerado ejecutado por las mujeres. La jubilación por moratoria fue uno de los primeros reconocimientos ya que permitió a una inmensa mayoría de mujeres acogerse al derecho jubilatorio, a pesar de no haber completado los aportes previsionales. De esta manera, la jubilación pasó a ser conocida como “de ama de casa”, por el importante porcentaje de mujeres que accedió a ellas. 

Actualmente, en nuestro país hay más de 300.000 mujeres que tienen entre 59 y 64 años, es decir cuentan con la edad para jubilarse, pero no completaron los 30 años de servicios para poder hacerlo. Ante esto, a través del Programa Integral de Reconocimiento de Periodos de Servicios por Tareas de Cuidados, el gobierno nacional determinó que se reconocerán hasta tres años de aportes por hijos. De esta manera, Argentina reconoce el aporte económico que significan las tareas de cuidado y crianza y garantiza que 155.000 mujeres puedan acceder a su jubilación, muchas de las cuales no cuentan con ingresos actualmente. 




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *