full screen background image

Doble moral en el Concejo Deliberante de Orán

Pese a que se discutió la destitución de dos ediles, Héctor Ramón Barraza y Lucas Tévez Cañete, acusados por delitos contra la integridad sexual, solo uno de ellos fue cesado de su cargo.

Por Maca Maristany

En la mañana del lunes, el Concejo Deliberante de la ciudad de San Ramón de la Nueva Orán trató proyectos para que dos concejales acusados de abuso sexual sean removidos de su cargo, pero sólo fue aprobado la remoción de uno de ellos.

Los proyectos de resolución que fueron firmados por Jorge Ferreyra, Javier Ramírez y Verónica Hilario, pedían la destitución de Héctor Ramón Barraza y Lucas Tévez Cañete.

Según confirmó la prensa, fueron Analia Leal, Leonel Mendez y la propia presidenta de la Comisión de la Mujer y Violencia de Género, Lucía Cardozo, quienes votaron en contra de la destitución de Tévez, quien permanecerá en su banca hasta diciembre.

En este sentido, Verónica Hilario explicó a Género Salta que “en la votación del primer proyecto de resolución 077/21 destitución Barraza, Cardozo votó a favor de la destitución. Mientras que en el proyecto 078/21, votó en contra de la destitución”.

“El Concejo hoy emitió un mensaje a medias debido a que sólo se procedió a realizar la destitución de un solo concejal de los dos imputados por abuso sexual. Consideramos que debería haber dado el ejemplo a la sociedad como órgano democrático, como representantes de la comunidad y como actores políticos”, sentenció la funcionaria.

Y siguió: “Deberíamos haber mostrado a la comunidad nuestro compromiso con la lucha hacia la violencia de género, este flagelo que mata a una mujer cada 26 horas; donde la provincia de Salta y Orán, forman parte de esos altos índices. Deberíamos haber tomado una decisión más severa y lamentablemente no sucedió así, y hay concejales que han permitido de alguna manera y encubriéndolo, que permanezca en su banca hasta el 10 de diciembre que finalice su mandato”.

De acuerdo a la información del Ministerio Público Fiscal, Lucas Tévez fue imputado a principio de año por la fiscala María Soledad Filtrin Cuezzo, acusado de abuso sexual simple en perjuicio de una mujer mayor de edad que se desempeñaba laboralmente en el Concejo Deliberante.

Filtrin Cuezzo sostuvo además, “que dicho accionar fue facilitado como dijo la denunciante, por la situación de pandemia, ya que la concurrencia del personal que presta servicio en dicho organismo era mínima, lo que facilitaba el contacto estrecho con la víctima y permitía garantizar la concreción de los tocamientos, que fueron acompañados de expresiones y comentarios inapropiados que dieron contexto a un propósito inequívocamente sexual de parte del denunciado”.

Barraza, quien también fue imputado en enero de este año, fue acusado del delito de abuso sexual simple en perjuicio de una menor a la que le había ofrecido trabajo de limpieza en un local comercial.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *