full screen background image

Otros números que nos deja el informe de Indec

Seguimos repasando algunos números preocupantes que deja el informe Indec sobre el cuarto trimestre de 2020, el año de la pandemia. Aquí algunos datos claves.

Esta semana fue noticia en los medios locales la preocupante situación de la provincia: en el aglomerado Salta la ocupación cayó un 3,7% durante el último trimestre de 2020 con referencia a 2019, lo que significa 10 mil ocupados menos.

En tanto que la población ocupada que busca activamente otra ocupación llegó en Salta a una tasa de 23%, la segunda más alta del país después de La Plata (32,5%).

Pero más allá de Salta, otros datos llaman la atención. Por ejemplo el crecimiento de modalidades laborales virtuales, o “teletrabajo”. Si antes 1 de cada 20 trabajaba en casa, ahora lo hacen 1 de cada 5. La tasa se cuadruplica por efecto probablemente directo de la pandemia y habrá que evaluar hasta qué punto la modalidad se revierte. Todo parece indicar que el “teletrabajo” llegó para quedarse.

Los datos muestran que la desocupación pasó del 8,9 al 11 por ciento, mientras que el empleo retrocede del 43 al 40. Hilando más fino se ve que apenas iniciada la pandemia se perdieron muchos trabajos temporales o “changas” en un número catastrófico de 2 millones, pero ya para el cuarto trimestre la cifra se recupera. Es el trabajo precarizado, o en negro, el que no se recupera totalmente y es que explica mayormente el aumento de la desocupación.

Se recuperó el nivel productivo del país pero no el empleo, mostrando que, quienes trabajan, lo hacen en condiciones de mayor explotación. 

La crisis, sin embargo, golpea de manera desigual de acuerdo a la zona geográfica. Así tenemos a provincias como San Luis o San Juan con muy baja desocupación (que alcanza el 5% y retrocede) y por otro lado a un Gran Córdoba, con la tasa de sub ocupación más alta, de 22,6 por ciento y una tasa de desocupación del 10%. Son los conglomerados urbanos los que más sufren la crisis. En el AMBA, por ejemplo, se concentran 4 de cada diez desocupados del total nacional.

La desocupación afecta más a los jóvenes y especialmente a las mujeres: Entre las mujeres de 14 a 29 años, la desocupación es de 26 %. El cuádruple de adultas. En los hombres, en tanto, llega a 19 %, el doble que los adultos. En total, la desocupación en mujeres es de un 11,9% y en varones del 10,2%.


TAG


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *