full screen background image

El incómodo discurso de Jarsún en el recinto

Tener un legislador como Ignacio Jarsún en la legislatura significa que los salteños estamos «representados» por una figura que la prepara una fundación que es solventada por multinacionales, banqueros y el establishment local. De políticas públicas, ni hablar. 

Jarsún aseguró estar muy contento por lo que se vivió con la reforma constitucional. Señaló que comenzó en política siendo muy joven, a los 21 años. Actualmente tiene 35 años y fue intendente de Rosario de Lerma de 2015 a 2019, cuando el ex rugbista tenía 29 años, es decir, muy joven. Es diputado provincial y vicepresidente de la Cámara Baja.

En este marco político, y con su juventud a cuesta, Jarsún señaló que le tocó enfrentar a esos poderes enquistados. «Gracias a Dios y a la gente tuve buenos resultados, pero la mayoría de las veces no es así, es muy difícil pelearle a quien usa los recursos del estado para su propio beneficio electoral, cuando uno está desde el llano dando pelea». Lamentablemente no detalló a qué poder enfrentó ni quien utiliza o utilizó los recursos del estado para su propio beneficio electoral, pero sí se sabe que Jarsún luego de ser intendente y siendo electo diputado, fue denunciado por corrupción al no rendir cuentas del ejercicio municipal 2019: $174 millones de pesos.

Luego, en su alocución, intentó graficar con ejemplos «cómo se corrompe el sistema con políticos que hacen lo imposible para quedarse. Cuando vos te pensás en quedar y solamente sostener, estás pensando solamente (sic) en la próxima elección, armando equipo de campaña, viendo cómo hacer para meter a trabajar más gente a la municipalidad para seguir teniendo gente que te debe favores y tratar de armar estructura para seguir ganando elecciones permanentemente, jugando con la necesidad y la ilusión de la gente, teniendo de rehenos a nuestros vecinos», señaló el legislador que, a esa altura, generaba tensiones en el resto del cuerpo legislativo que no sabía para qué lado podía salir el cienpies que encendió el frívolo diputado porque parecía una descripción de lo que hacen ellos.

En esta parte viene algo muy interesante: reconoció que forma parte de la fundación RAP. El fin de esta fundación a juzgar por la pertenencia partidaria de la mayoría de sus integrantes, el perfil académico de las universidades donde realizan sus simposios, la trayectoria de sus consejeros, y el tipo de empresas que la sostienen, es formar nuevos dirigentes políticos con una visión neoliberal de la cosa pública.

«Soy miembro de una fundación importante de la Argentina que se llama RAP que me permitió estar en Inglaterra, conocer otras democracias, otros países, y de verdad, lo peor que nos pasa a los argentinos es justamente…eso, cómo corrompemos el sistema en búsqueda de sostener el poder…», aseguró en el recinto Jarsún Lamonaca.

Y comenzó una especie de proyección sobre cómo ven y viven la política los miembros de la RAP. «Nosotros queremos que todo el mundo nos deba algo, los que estamos en política queremos que el enfermero entre gracias a mi al hospital, que el policía sea policía gracias a mí y que el docente sea docente gracias y que la ordenanza de la escuela entre gracias a mi y que el empleado municipal entre gracias a mí y que el que tiene una casa gracias a mí, y así vamos sembrando estructura política porque lo único que queremos pensar es en ganar la próxima elección, entonces corrompemos el sistema, porque el que tiene que ser docente es porque se lo merece, porque tiene hecha… tiene los puntajes necesarios, el enfermero tiene que ser el que más mérito tiene, mejor promedio, el empleado municipal tiene que ser algún día por carrera también para pasar a planta permanente por ejemplo, el que tiene una casa tiene que ser porque tiene todas las necesidades, el mérito, el tiempo y la espera y así todo el sistema del estado».

Aseguró que con la reforma parcial de la constitución «va a haber un giro en la política y ojalá que esto algún día se replique en toda la Argentina, porque lo que hoy queremos, es eso, queremos que todo el mundo nos deba algo para poder sacarle en cara en las próximas elecciones y que nos tengan y que nos tengan que venir a ayudar, entonces se tiene que acabar esa deuda».

El diputado Jarsún fue denunciado por corrupción

 

 

 




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *