full screen background image

Dedocracia | El «arreglo» entre Sáenz y Esteban

Mientras despiden trabajadores, a otros les deben desde noviembre y la precariedad laboral crece a pasos agigantados, el ministro de salud Esteban «arregló» con el gobernador Sáenz para que su hija sea parte del Estado. Un escándalo a gran escala.

Las declaraciones del doctor Juan José Esteban, ministro de salud de la provincia, reconociendo que su hija Agustina Esteban Zamar fue nombrada en salud pública por un «arreglo» con el gobernador Gustavo Sáenz, deja en evidencia que este gobierno maneja el Estado provincial como si fuera personal.

Además, deja entrever que Sáenz utiliza métodos de persuación, entregando nombramientos a familiares y amigos, con el uso del erario público. Lejos de administrar los recursos públicos para el bien de todos, utiliza para conseguir ministro, en este caso.

Analicemos lo que dijo Esteban en Noticias. «Antes de asumir el Ministerio de Salud pública, en un arreglo que hice yo con el Gobernador, soy un médico que trabaja muy bien la parte privada, hoy estoy dedicado íntegramente a la salud pública, no digo mi sueldo porque no corresponde, pero mínimamente lo que le pedí al gobernador es que mi hija, odontóloga ella, que llegó de Córdoba, pudiera trabajar en salud pública».

La desgrabación es textual respecto de lo que manifestó, por ello la gravedad. Allí reconoce que antes de reemplazar a Josefina Medrano de la Serna, quien fue nombrada por sugerencia de la ex esposa de Sáenz, condicionó su asunción para que la hija sea nombrada en salud pública, aún cuando el mismo doctor sabe de la cantidad de trabajadores que esperan hace años un nombramiento.

Como fundamento del pedido, Esteban esgrimió que lo hizo porque al ser ministro y estar tiempo completo a disposición, debió dejar la actividad privada, situación que deja al descubierto lo que todos saben: los salarios públicos son miserables.

Deja en evidencia además, que el gobernador negocia con el propio Estado. En este caso puntual es Esteban pero, ¿Quién nos asegura que no hay demás arreglos con otros funcionarios? ¿porqué sostienen funcionarios y funcionarias que no funcionan y solo hacen el ridículo?. Las preguntas comenzarán a develarse, la mentira tiene patas cortas.

Las declaraciones del ministro de salud Esteban terminan reafirmando lo que se sabe pero que nadie dice: el gobierno de Gustavo Sáenz privilegia a familiares y amigos de los funcionarios por sobre personas capacitadas y que recorren los pasillos del Grand Bourg para entregar CVs por mesa de estrada, como cualquier vecino, y visitan semanalmente Casa de Gobierno para saber si tienen la suerte de conseguir un lugar. Lo del gobernador es vergonzoso, porque nombra un ministro a cambio de «acomodar» a la hija.

¿Cuál es la política de Empleo Publico de la provincia? Entendiendo que los funcionarios que ocupan cargos en esa área fueron los mismos que lo hicieron en la gestión anterior, adecuando la nueva estructura a áreas vinculantes como la Transparencia, el acceso a la información y la ética publica y el Estado Abierto. Por ello, seria importante que la actual gestión explique qué entiende por Ética Pública y por la carrera del Empleo público que al parecer, solo es un sello de goma.

Por último, las preguntas se hacen inevitables, ¿porqué la sociedad salteña no reacciona ante éstos abusos como sí lo hace con la política nacional? ¿porqué el silencio de los gremios de la salud ante tamaño escándalo? El ministro Juan José Esteban debe renunciar ya mismo si es que le queda dignidad, su hija y el Gobernador, también.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *