full screen background image

Democracia republicana | «Es necesario que se cumpla para que no se vulnere la Constitución»

El análisis político hace hincapié en la importancia de que el Poder esté dividido “entre oficialismo y oposición” y se distribuya en la Legislatura para que no exista sumisión del poder Legislativo ante el Ejecutivo. Muestra de ello es el impuestazo que prepara el Gobierno Provincial.

Carlos Zapata, diputado provincial de Ahora Patria reflexionó que Argentina y la Provincia de Salta han adoptado como forma de Gobierno la democracia republicana: “Democracia porque gobierna la mayoría con participación de la minoría y republicana, por aquello de la división de poderes. Es necesario que la forma de Gobierno que adopte un Estado sea tal, de que los derechos y las garantías que otorga la Constitución no se vean vulnerados, ni estén sujetos a la voluntad o caprichos de la persona que detenta el poder circunstancialmente”, aclaró el diputado provincial.

También consideró que es sumamente importante que el poder esté dividido “entre oficialismo y oposición” y que también esté dividido “entre las instituciones que conforman la república”: el Poder Ejecutivo, el Poder Legislativo y el Poder Judicial. “Si existe una excesiva sumisión del Poder Legislativo hacia el Poder Ejecutivo y una dependencia o un disciplinamiento del Poder Judicial, el ejercicio de nuestras libertades con la vigencia de las garantías que nos da la Constitución es algo, realmente, que figura en los papeles, pero en los hechos se empieza a desdibujar”, disparó.

Carlos Zapata, legislador de Ahora Patria

Zapata indicó que por eso es importante que el poder se distribuya en la Legislatura y que no exista una sumisión directa, es decir, “que el Poder Ejecutivo les diga a los legisladores qué leyes deben sancionar. Uno de los ejemplos más claros, de los desvíos que puede tener el excesivo ordenamiento o alineamiento de una Legislatura al Poder Ejecutivo, está dado por el incremento de impuesto. Nosotros los salteños hemos sido víctimas, en el último tiempo, en varias oportunidades”, expresó y agregó: “Existen errores en la administración, los recursos no alcanzan y ¿cuál es la solución? Aumentar impuestos. Pero el aumento de impuestos tiene que tener un límite, primero el de la razonabilidad, pero también no se puede vulnerar el derecho que tienen todos los ciudadanos de disfrutar del fruto de su esfuerzo, de poder disponer del incremento de riquezas o de sus ingresos como mejor le parezca, que no exista un Estado que pretenda apropiarse excesivamente de su esfuerzo, para atender cuestiones que solo hacen a la necesidad del gobernante y no del gobernado, que es el pueblo”.

En este sentido, el diputado provincial sostuvo que para eso es importante que en la Legislatura la voluntad esté distribuida; que existan voces; que sean necesarios el consenso y el debate. “De esa manera vamos a tener mayores posibilidades de que nuestros derechos no sean vulnerados, que no se trasforme la Provincia en una especie de régimen monárquico, donde el gobernador pone y saca jueces; les dice a los legisladores qué leyes tienen que sancionarse y, en definitiva, se transforma en un desvío no deseado por el pueblo de Salta, en cuanto al ejercicio del poder. Es importante que el poder, en la Legislatura, esté distribuido, esté fraccionado de forma tal, de que sea necesario el consenso. Solo en base al consenso se pueden obtener medidas que sirvan al pueblo y que no lo dañen para beneficiar la voluntad de quien lo gobierna”, finalizó.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *