full screen background image

Outes adelantó que pretenden «achicar» el Estado

Además señaló a la obra pública como el área donde la gestión buscará hacer hincapié durante el 2021. Mal olor por los antecedentes respecto a la obra pública durante su paso por el municipio.

En una entrevista a uno de los medios oficialistas, el coordinador de Enlace y Relaciones Políticas adelantó que está en los planes del Gobierno de Sáenz achicar el Estado mediante la Reforma del Estado. «Siempre hemos pensado en hacer un traslado organizado de gente del sector público que empiece a solicitar del sector privado; a partir de 2021, quizás el plan nuestro de tener un estado chico y eficiente se pueda concretar”, señaló Outes.

La intención del gobierno provincial era avanzar este año con la reforma, pero dado el contexto de pandemia se tuvo que posponer. En este sentido indicó que el tema recién lo tratarían en 2022 debido a las elecciones legislativas del próximo período. Las alarmas se encienden en las y los trabajadores del estado tras las declaraciones de Outes.

OBRA PÚBLICA

El integrante de la mesa chica del gobierno provincial apuntó también al área donde la gestión de Gustavo Sáenz buscará hacer hincapié durante el 2021: la siempre polémica obra pública. “Uno de los primeros puntos importantes de la gestión de Sáenz para el 2021 es que el 21 % del presupuesto será obra pública», adelantó el funcionario y detalló que el Gobierno pasó «de un 3,9 % del presupuesto a un 21% que está conformado por presupuesto provincial, acuerdos con el gobierno nacional que ya están autorizados”.

En este marco puntualizó en la ruta nacional 51 y 40 remarcándolas como obras cruciales para el próximo año ya que permitirán generar un camino para toda la zona minera, la salida al Pacífico y para dinamizar la producción, “es una decisión comercial, no sólo de interés minero sino estratégico”. Sin embargo, nada enfatizó respecto a la obra pública y la necesidad urgente de las comunidades originarias del norte provincial.

Sáenz y sus funcionarios más cercanos llegaron a la gobernación provincial luego de ser gobierno municipal y un escandaloso allanamiento al Centro Cívico Municipal y la oficina de Hacienda, a cargo por entonces de Pablo Gauffin, por la millonaria defraudación al estado nacional, provincial y municipal respecto a facturas truchas y pagos por obras que nunca se realizaron, como el famoso Parque de la Independencia.

Huergo y el pacto de silencio | Amortiguar el costo político

 




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *