full screen background image

Asesinaron a dos niñas el último fin de semana en Tucumán

Una de ellas tiene tiene 9 años: fue abusada y asesinada. La otra victima es una beba de dos años, asesinada a golpes por su padrastro.

Este fin de semana, en la provincia de Tucumán, asesinaron a dos niñas de 9 y 2 años. La primera de ellas de nombre Abigail Riquel fue encontrada con el cuerpo semienterrado en la zona de avenidas Francisco de Aguirre y América. La pequeña fue golpeada en la cabeza con un objeto contundente, presentaba indicios de asfixia y abuso sexual.

El padre había ido a realizar la denuncia en Seccional 2 de Villa Muñecas, pero la respuesta que recibió, según denunció en medios de prensa, fue que no había móviles disponibles para realizar la búsqueda. Horas después, un grupo de vecinos que realizaba el rastrillaje encontraron su cuerpo sin vida en un descampado en Avenida Francisco de Aguirre y América.

Según informó el Ministerio Público Fiscal (MPF), los peritajes preliminares indican que la menor habría sido abusada sexualmente y que presentaba signos de asfixia.

Por el crimen de Abigail, los investigadores identificaron a un sospechoso que esta semana había salido en libertad tras haber permanecido detenido en una causa por robo agravado y que cuenta con antecedentes por abuso sexual. El sospechoso está prófugo y es intensamente buscado por la Justicia.

Este mediodía se movilizaron familiares y vecinos para pedir justicia por el femicidio de Abigaíl Riquel.

La segunda víctima, Abigail Luna, tenía dos años y llegó muerta a la guardia del hospital San Cayetano en brazos de su madre. La beba tenía golpes en todo el cuerpo y al ser interrogada por los médicos, su mamá culpó a su pareja por la paliza que provocó la muerte de su hija. Se trata de Gerardo Paz, de 33 años, quien se encuentra desde entonces demorado en la comisaría y, de confirmarse el testimonio de su mujer, quedará detenido oficialmente.

Organizaciones feministas denuncian que los mecanismos estatales de protección a mujeres funcionan de manera deficiente. “En este momento de emergencia sanitaria por COVID-19 reafirmamos la responsabilidad del gobierno de Juan Manzur en la falta de respuestas a la creciente violencia de género”, afirmaron.

Además, apuntaron que “los servicios de atención a las víctimas deben ser una prioridad, son esenciales en este momento de aislamiento. Deben contar con personal de planta y con los recursos necesarios. La pandemia no puede ser una excusa para dejar solas a mujeres, niñas y trans. Exigimos presupuesto para centros de atención integral en toda la provincia”.

Por último, señalaron que “un Estado machista que avala abusadores y acosadores, no toma medidas efectivas para la prevención, no destina presupuesto suficiente para los dispositivos de atención, promueve mediante sus posicionamientos y políticas el menosprecio por la vida de las niñas, mujeres y LGBTIQ+”.

Fuente: La nota Tucumán




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *