full screen background image

“La información pública está en cuarentena”

Gonzalo Guzmán Coraita, abogado y director del sitio Salta Transparente dialogó con El Tintero de Salta sobre el acceso a la información pública en relación a los sueldos de los jueces de la Corte de Justicia.

Los jueces de la Corte perciben haberes que provienen por diversas aristas que engrosan brutalmente sus ingresos mensuales. En una provincia empobrecida, con altos niveles de trabajo informal y muertes por desnutrición, lo cual resulta vergonzoso, resulta que existen «señorías» que profundizan la brecha socio- económica. Pocos cobran mucho y muchos cobran poco o nada.

En una entrevista realizada en el programa El Tintero Radio, el abogado Gonzalo Guzmán Coraita detalló sobre las presentaciones que realizó en la justicia para acceder a la información de los sueldos de funcionarios de diversas áreas.

“Realmente es una vergüenza haber llegado a una acción de amparo para conocer esta información que debería ser pública sin ningún tipo de impedimentos”, indicó Guzmán Coraita. Al respecto detalló que todavía no está contestada la demanda, ya que «el juez del amparo no le está dando participación a la Corte como demandada.

El juez Leonardo Aranibar interpretó que como se demanda a la Corte, se demanda a la provincia, por lo tanto, quien debe contestar es el fiscal del Estado. Por su parte, el fiscal de corte Eduardo Sylvester, coincidió con el juez al señalar en su dictamen que la demanda debía ser respondida por el fiscal de Estado, Pérez Alsina. Esta oficina tiene cinco días para expedirse al respecto», detalló.

Si bien es cierto que se publicaron las escalas salariales, Guzmán Coraita resaltó que la información solicitada a través del recurso de amparo es el detalle de los sueldos, ya que se calcula que, en función de la composición salarial e ítems adicionales, los mismos se elevarían a la suma de 800 mil pesos. “Creemos que un sistema democrático implica transparencia”, enfatizó.

Finalmente, señaló que “vivimos en una época en la que la información pública está en cuarentena. Los poderes del Estado se han vuelto muy refractarios al tema transparencia. Se han vuelto más opacos que nunca y dificultan el acceso a la información”.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *