full screen background image
alberto1

Fernández anunció una reforma de la Justicia federal y la intervención de la Agencia de Inteligencia

«Recibimos un país frágil, postrado y lastimado. Es la hora de la vocación compartida que nos ofrezca un país mejor para todos y todas», aseguró el nuevo presidente de los argentinos.

En su primer discurso como presidente Alberto Fernández aseguró que «viene a convocar a la unidad de toda la Argentina en pos de la construcción de un nuevo contrato social», prometió un «conjunto» de medidas económicas y sociales para volver «a encender los motores de la economía» argentina y anunció la intervención de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI).

Alberto remarcó que en democracia “toda crisis que se nos presentó la supimos superar y preservar el funcionamiento de la República” y aseguró que “las debilidades e insuficiencias de la democracia se resuelvan con más democracia”.

“Reivindico mi compromiso democrático, que garantice la paz entre los argentinos más allá de las ideologías, el respeto y el disenso”, aseveró.

Alberto Fernández prometió luchar contra la crisis económica

“Hemos llegado a esta situación porque se aplicaron muy malas políticas económicas, que la mayoría del pueblo argentino las descalificó en las últimas elecciones”, describió el presidente.

Alberto anunció que en breve lanzará un conjunto de medidas económicas y sociales de distinta naturaleza, que revierta el atraso del país, Confirmó la convocatoria al diálogo en el marco del Consejo Económico y Social. “Convocaremos a trabajadores, empresarios, representantes del campo y expresiones sociales para la puesta en marcha de un conjunto de principios básicos para encender los motores de nuestra economía”, anticipó.

Para Torres, Macri era “el favorito de los mercados y asumió que esto vería inundaciones de dinero en Argentina”.

Para Torres, Macri era “el favorito de los mercados y asumió que esto vería inundaciones de dinero en Argentina”.

“Recibimos un país frágil, postrado y lastimado. Es la hora de la vocación compartida que nos ofrezca un país mejor para todos y todas”, remarcó.

“No hay pagos de deuda que se pueden hacer si el país no crece. Para poder pagar, el país debe crecer de nuevo”, afirmó. “Resolver el problema de la deuda no es ganar una disputa a nadie”, agregó.

En ese marco, detalló las cifras económicas que recibió del gobierno de Mauricio Macri:
  • La inflación actual es de la más de lo últimos 28 años.
  • Desde 1951 no tenemos una inflación superior al 50%.
  • La tasa de desocupación es la más alta desde 1996.
  • La Argentina no para de achicar su economía: el PBI es el más bajo de 2009.
  • Retrocedimos más de 10 años en la luchar por reducir la pobreza.
  • La indigencia está en los valores más altos de 2010.
  • El empleo industrial registrado tiene el mismo nivel de 2007.
  • Se perdieron 152.000 empleos privados del sector registrado.
  • El empleo industrial registra 44 meses consecutivos de destrucción.

“La economía y el tejido social están en estado de extrema fragilidad producto de la fuga de capitales, que destruyó a la industria y endeudó a las familias argentinas”, sentenció Alberto.

Asimismo, ratificó que prorrogará el Presupuesto 2019 y que recién en marzo o abril del 2020 enviará otro proyecto de ley. “No le daremos tratamiento parlamentario al Presupuesto vigente, no refleja los números de la economía”, expresó. “Un presupuesto adecuado solo puede tener una vez que la proyección de la deuda haya sido acordada”, advirtió.

Alberto anunció una reforma de la Justicia federal y la intervención de la AFI

“Cuando la política ingresa a los tribunales, la Justicia escapa por la ventana”, dijo Alberto al recordar la frase de un constitucionalista. “Hemos visto el deterioro judicial en los últimos años, persecuciones y detenciones indebidas, silenciadas por medios de comunicación cómplices”, remarcó.

Edificio de la sede central del Servicio de Inteligencia.
Edificio de la sede central del Servicio de Inteligencia.

“Vengo a expresar un contundente ‘Nunca Más’ a una Justicia contaminada por servicios de inteligencia, operadores judiciales, procedimientos oscuros y con linchamientos mediáticos”, manifestó, y agregó: “Lo digo con la firma de una decisión profunda”.

“Cuando digo nunca más es nunca más: una justicia demorada y manipulada, significa una democracia amenazada”, alertó.

En este marco, el presidente anunció que enviará un proyecto de ley para reformar la Justicia federal, que no existirán más «fondos reservados» en las fuerzas de seguridad y que se intervendrá la Agencia Federal de Inteligencia (AFI). Según dijo ante la Asamblea Legislativa, los fondos reservados de inteligencia serán «reasignados para financiar el Plan contra el Hambre».

También dijo que convocará a las empresas de medios de comunicación para «reorientar» la pauta oficial, con el objetivo de «publicar en los medios herramientas pedagógicas» y «mejorar la calidad educativa», al tiempo que informó que «no habrá más pauta» para programas individuales.

Fuente: Ámbito




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *