full screen background image
Alperovich

Alperovich denunciado por abuso sexual | «En Tucumán no se habla de otra cosa»

La periodista tucumana Mariana Romero, en comunicación con El Tintero de Salta Radio, describió cuál es la situación en el Jardín de la República tras la denuncia por abuso sexual al ex gobernador y actual senador nacional.

Mariana Romero es trabajadora de prensa en América TV Tucumán, Radio Nacional LV7, Rock And Pop y cubrió especialmente el caso Paulina Lebbos. Sus crónicas son destacadas en la red social Twitter, en donde relata la corrupción policial de Tucumán y los casos policiales más polémicos de San Miguel.

En esta oportunidad, El Tintero de Salta Radio, programa que se emite los sábados de 10 a 13 todos los sábados por FM La Plaza, mantuvo contacto con la reconocida periodista para interiorizarse sobre la denuncia formal en contra del ex gobernador y actual senador nacional José Alperovich.

Los hechos por los que se lo acusa, que incluyen abusos sexuales y violencia física y psicológica, habrían ocurrido “desde diciembre del 2017 hasta mayo de 2019”, según puntualiza la joven de 29 años en una carta pública.

De un breve pero contundente diálogo, se pudo establecer las coincidencias entre las provincias de Tucumán y Salta respecto a la influenciada «justicia» por parte del poder político.

– La denuncia al ex gobernador y actual senador nacional José Alperovich, ¿cómo ha sido recibida, cuál es la situación en Tucumán?

– Sin dudas en Tucumán no se habla de otra cosa. Donde uno vaya, al almacén, se toma un taxi, se encuentra con alguien en la calle, es el tema del momento. Ha sorprendido a todos, claro por supuesto. Salvo a algunos círculos que estaban más ligados a la política o a la militancia peronista o algunos peronistas que ya sabían que algo se venía. Que alguna denuncia contra el ex gobernador, solo que, por lo menos yo, no tenia los detalles, no sabía que era tan grave, sabía que era algo de acoso sexual, pero no sabía que se trataba de abuso sexual agravado con acceso carnal, que es un delito gravísimo. Así que así estamos, shokeados lo tucumanos.

– Bueno Mariana, queremos compartir algún antecedente de José Alperovich acosando a la periodista Carolina Servetto en una entrevista de La Gaceta…

                                           

– Si, fue un episodio espantoso que lo vimos todos en vivo acá en Tucumán, en el que el senador demostró como a una persona la puede tratar, no como una periodista, sino como un objeto de deseo o sexual. Después salió a pedir disculpas el Senador, no con mucho énfasis. Si te quiero hacer una aclaración, vos dijiste, “ante el silencio cómplice del periodista ocurrió esto”. Fue una decisión de ambos: de Carolina Servetto e Indalecio Sánchez, reaccionar de esa manera. Fue una decisión conjunta. No hacer un escándalo en vivo. No ponerse en el centro de atención ellos dos, los periodistas. Es una costumbre del buen periodismo no ser el centro de la escena. Y salvo que corran realmente riesgo, no desviar el objetivo de la entrevista, de la vieja escuela de periodismo. Y bueno, ellos ha decidido y han tomado esta decisión de aplicarlo así y no hacer un escándalo en vivo. Pero bajo ningún punto de vista Carolina consideró que el silencio de Indalecio haya sido cómplice sino que consideró que no era una princesa que necesitaba ser salvada por un príncipe varón. Y que ella era la que manejaba la situación y la que imponía como iban a reaccionar ante esto que estaba haciendo Alperovich y decidieron reaccionar de esa manera. Ambos. Eso quería aclararlo.

– Si, me parece válida la aclaración, la tomamos, lógicamente. Lo que me llama la atención es que, lejos de hacer un escándalo, la sonrisa cómplice, que a prima facie es condescendiente, pero bueno, son cuestiones que se pueden discutir y no tienen que ver con el foco de lo que estamos hablando puntualmente; como periodista que cubrió el caso Paulina Lebbos, José Alperovich, ¿tiene alguna incidencia en este caso? ¿Qué se sabe al respecto?

– Es un antecedente muy interesante el que estás citando. Creo que debería ser mucho mas explorado, porque hablando del caso de Paulina Lebbos podríamos anticipar cuál es la relación que mantiene José Alperovich con la Justicia.

Paulina Lebbos era una tucumana que la asesinaron en 2006. Muy pronto su papá se dio cuenta de que el asesino debía ser alguien muy poderoso puesto que las máximas autoridades de seguridad de la provincia estaban encubriendo el crimen. Durante 13 años lo gritó a los cuatro vientos, hasta que finalmente en 2018, la Justicia le dio la razón a Alberto Lebbos y condenó a la cúpula de seguridad de Tucumán de aquella época a penas de prisión por el encubrimiento del crimen de Paulina Lebbos.

Es decir, fue un crimen encubierto desde las mas altas esferas del gobierno de José Alperovich. ¿Qué rol, tuvo José Alperovich en todo esto? Primero, hay que aclarar que la Justicia lo ha mandado a investigar como posible encubridor del asesino. Es decir, esta denuncia que hay sobre José Alperovich no es la única. Y en este caso de Paulina Lebbos lo ha denunciado un tribunal de Justicia. Está siendo investigado. ¿Por qué? Porque es José Alperovich la persona que firma todos los ascensos, las recontrataciones y los sostenimientos en los cargos de todos los encubridores.

Lo que la Justicia se está planteando es: Si tenemos 5 personas tras las rejas, que encubrieron el crimen de Paulina a través de sus cargos,  si esto ya se sabía de hace años. ¿porqué el ex gobernador primero los sostiene en sus cargos, después cuando ellos dejan sus cargos, los recontrata en otros cargos dentro de la administración pública, dentro de la Casa de Gobierno, cercanas a él, o directamente los asciende si sabía que eran los encubridores del asesino? Esto lo convierte a él en sospechoso también de encubrimiento.

La pregunta de quién podría ser el asesino de Paulina, la Justicia tiene en la mira a dos personas: podría ser o el novio de Paulina o, y acá esta lo interesante, porque el novio de Paulina era un muchacho pobre. ¿Quién se va a jugar la vida para encubrirlo? o, Sergio Kaleñuk, que es el hijo del secretario privado de José Alperovich, el hijo de la mano derecha de Alperovich. El hijo del gendarme que le guardaba todos los secretos a José Alperovich. ¿Es posible que se hayan jugado la carrera toda la cúpula de seguridad para encubrir a este muchacho que es un hijo del poder? Lo va a tener que determinar la Justicia. Mientras tanto quedo como antecedente que José Alpererovich fue citado a declarar en el Juicio y nunca se presentó, apeló a sus fueros.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *