full screen background image
Incendio La Esperanza

INGENIO LA ESPERANZA | Al menos 12 muertos por la explosión de los tanques

Enrique Wandschneider, abogado de los trabajadores del Ingenio La Esperanza, aseguró que los responsables tucumanos del Grupo Budeguer deberían estar detenidos con prisión preventiva hasta tanto se encuentre el o los responsables de tamaña catástrofe. Sostuvo además, que la justicia no reacciona y que la morgue está llena de cadáveres incinerados.

En comunicación telefónica con El Tintero de Salta, Wandschneider actualizó el informe de situación en La Esperanza, cercana a San Pedro de Jujuy en donde ayer por la tarde explotaron 15 tanques llenos de alcohol. «Al menos son 12 los trabajadores fallecidos, aunque la información oficial del gobierno diga que son 5», comenzó relatando el profesional.

«Esta cantidad son los que a nosotros nos confirman en la morgue, no a nivel judicial. La justicia jujeña sigue sosteniendo que son 5 y es una mentira total. Quieren bajarle el precio al hecho por cuestiones políticas y obviamente para no caratular este expediente como debe ser», sostuvo el profesional.

En este sentido agregó que escuchó en la mañana de hoy al fiscal «decir que el hecho está caratulado como ACTUACIONES INFORMATIVAS cuando en realidad, tratándose del peor accidente doloso que ha tenido La Esperanza, y con la morgue llena de cuerpos calcinados, se tendría que caratular ESTRAGO AGRAVADO».

Siguiendo la misma línea, Wandschneider apuntó a la justicia y manifestó que «por la asistencia de muertes, deberían empezar a detener a los responsables de esto. Entiéndase desde el titular del Grupo Budeguer para abajo. Pero no lo van a hacer, lejos de hacer esto, toman el hecho como si hubiera sido el robo de una bicicleta. La verdad que es una vergüenza», se lamentó.

El fundamento para detener a los responsables con prisión preventiva, está dado en que «los posibles autores del delito imposibiliten los medios de prueba. Si quedan libres, ahora todo el plan de incendio puede estar siendo desaparecido al igual que todos los informes de seguridad y riesgo. La patronal puede estar haciendo cualquier cosa y la justicia no reacciona».

En otro orden de temas, el abogado indicó que ya «habían antecedentes con explosiones anteriores que se pudieron neutralizar. Ahora, los problemas eléctricos fueron el desencadenante. Es una irresponsabilidad absoluta. En verano de 2018 los trabajadores reclamaron mejoras condiciones de trabajo porque trabajan a contraturno y forzados, luego de despedir a 600 obreros cuando eran 1200».

LOS MOTIVOS

«Durante 48 horas un cableado muy cercano a los tanques de alcohol empezó a chispear. En esta situación, 48 horas es mucho tiempo por lo que una chispa alcanzó uno de los hilos de alcohol que chorreaba y perdía el primer tanque. Ahí se producen los primeros «lengüetazos de fuego que alcanzaba a los compañeros», precisó el abogado.

«Fue una absoluta irresponsabilidad por parte de la empresa desde cualquier punto de vista que tenga que ver con la higiene, seguridad, el medio ambiente y con el cuidado de sus trabajadores. Prácticamente una actitud criminal de la empresa que a la postre se lleva la vida de 12 trabajadores», finalizó.

WhatsApp Image 2019-11-21 at 12.55.17

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *