full screen background image
animales expuestos

Animales en vidrieras | Media sanción para el proyecto que prohíbe que sean exhibidos

El proyecto tiene como fin garantizar condiciones de bienestar, desalentar la venta de animales y educar sobre derecho animal.

En la jornada de ayer, la Cámara de Diputados aprobó por unanimidad el proyecto para prohibir la exposición de animales en vidrieras vivas; ahora requiere la media sanción del Senado.

El autor del proyecto fue el diputado saliente Arturo Borelli, quien fue asesorado por la abogada Carmen Céspedes, del Instituto de Derecho Animal. Borelli dijo que el proyecto se enmarca en la ley 14346 contra el maltrato animal y pretende «terminar con la cosificación de los animales, dejar de verlos como objetos de consumo y descarte y reconocerlos como seres vivos que merecen un trato adecuado».

El legislador indicó que prevé que se garanticen las condiciones adecuadas para cada especie, de tal forma, ya no se expondrá a los animales en vidrieras, sino que la venta se tiene que hacer a través de catálogos e informando sobre las necesidades de los animales. A su vez, aseveró que el proyecto propone «educar a la población».

En este sentido, Carmen Céspedes dijo a Página 12 que «de algún modo vamos avanzando para controlar la venta de los animales. Sacarlos de la venta de vidrieras vivas y que se tenga un poco más de cuidado». Además, mostró su gratitud respecto a la iniciativa aprobada ya que «puede dar lugar a otros proyectos de ley».

La abogada enfatizó que hay animales que se comercializan provenientes del mercado negro y no está prohibida la venta porque no se actualizó la ley 22421 de conservación de fauna silvestre. Es por ello que el proyecto debe especificar luego en un decreto reglamentario cómo debe ser «el lugar donde se venden los animales y las condiciones».

Céspedes explicó que hay negocios de venta de animales (pet shops) que se dedican a la venta de animales exóticos, con lo que “están infringiendo la ley de maltrato animal”. Dijo que hay especies que no están siendo tratadas con los cuidados que requieren, como en el caso de los cobayos que necesitan cuidados específicos en tanto alimentación y hábitat, y no todas las personas que los compran ni los vendedores saben ni les brindan esas atenciones. «Los animales vinieron para vivir en libertad, no para que se los domestique o mascotice. Es una cuestión de antiespecismo, dejar de pensar que son cosas y (reconocerles) como personas», expresó la letrada.

Con respecto a la venta de animales domésticos, Céspedes expresó que no reciben los cuidados que necesitan por parte de los criaderos o vendedores. A su vez, aclaró que los animales «están sufriendo encerrados». En el decreto reglamentario del proyecto se plantea el deber de «tratar de sensibilizar a las personas que se dedican al comercio de animales». Además, la abogada planteó la necesidad de que quienes venden tengan formación o conocimiento acerca de la sanidad animal.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *