full screen background image
Eva Godoy

Tiene Síndrome de Down y fue discriminada en la UNSa

Eva Godoy tiene veinte años y síndrome de Down. Ingresó a la universidad pública en el 2017 a la carrera de Ingeniería en Recursos Naturales y Medio Ambiente.

En comunicación con El Tintero de Salta, Juan Godoy comentó que junto a Adriana Ortín, padres de la estudiante, realizaron una denuncia en marzo del corriente año frente al INADI hacia el rector, Víctor Claros, el decano de la facultad de Ciencias Naturales, Julio Rubén Nasser, y a las autoridades en curso. La denuncia corresponde por un acto de discriminación al no adecuar los exámenes ni los espacios curriculares como lo plantea la resolución del Consejo Superior dictada en el 2019 y por las leyes de discapacidad, según lo manifestado por Godoy.

De esta manera, consideró que el rectorado en parte cumplió con lo establecido y la facultad no lo hizo. Actualmente, se brinda la asistencia de una acompañante pedagógica que es paga por la universidad a partir de abril, y es ella quien lleva el proceso de mediación entre los docentes y la joven para llevar adelante la inclusión. Godoy aseguró que como padres no intervienen en eso, a pesar, de ser docentes de la misma carrera que cursa Eva.

En ese sentido, la última resolución del consejo directivo exige que la estudiante presente un certificado de discapacidad, a lo cual, su padre lo considera como “un acto de violencia institucional” y ejemplificó. “Si yo veo que una persona no tiene piernas, no le voy a pedir un certificado de que no tiene piernas; si uno tiene síndrome de Down y puede ver que tiene síndrome de Down, no se le puede pedir certificado”.

Por otro lado, los profesores de la facultad, según lo expuesto por Juan Godoy “siempre adujeron que no saben cómo llevar adelante este proceso de aprendizaje y que hay un acompañante pedagógico al que le atribuyen que tiene que ser quien pueda solucionarlo”. Lo que se cuestiona es saber que cuatro profesores, de las materias aprobadas, pudieron hacerlo y adecuarse. “Esto no implica que Eva apruebe obligatoriamente los exámenes, no hemos pedido que se la apruebe, puede llegar a reprobar, pero pedimos que se le hagan los exámenes como lo establece la ley”. El Tintero de Salta intentó comunicarse con el decano de la Facultad de Ciencias Naturales, pero no hubo respuestas.

Eva Godoy informó en la inscripción antes de ingresar a la Universidad sobre su discapacidad e informó el requerimiento de apoyo pedagógico y la adecuación de espacios curriculares y evaluación. Su padre, explicita que “evidentemente nunca leyeron el formulario y nunca supieron que tenía una persona con síndrome de Down hasta que entro a la universidad”.

El padre de la estudiante hizo una lectura al margen de todo lo que sucede con su hija ya que, hace mención en la diferencia política con las actuales autoridades, y agrega que “nunca pusimos a nuestra hija como una forma de pelea con nosotros. Siempre dijimos que la vean como una estudiante y dejen de vernos a nosotros”.

Por último, reflexionó sobre sobre comentarios vistos en otros medios locales como “Eva debía ser abortada” o que “no va a vivir hasta los treinta años”, esto lo hace pensar en la sociedad que tenemos, “sociedad que no acepta la diferencia y que considera que las personas con discapacidad son un estorbo”, finalizó.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *