full screen background image
prueba 2

Juicio por Paola Álvarez: “Zambrani mató a mi hija y quiero que pague por lo que hizo”

Así lo pidió Mónica Morales, madre de la víctima durante la primera audiencia del juicio.  El principal acusado y su familia se negaron a declarar.

por Santiago Mendieta

Hoy se desarrolló la primera jornada del juicio que se sigue contra Santiago Alfredo Zambrani, acusado del delito de homicidio doblemente calificado por la relación de pareja y por mediar violencia de género en perjuicio de Paola Mariana Álvarez. También son juzgados los padres del principal imputado: Amelia Inés Huergo y Alfredo Francisco Zambrani, acusados de ser partícipes secundarios del femicidio.

Alfredo Zambrani y Amalia Huergo, padres del principal acusado. Son juzgados por encubrir la desaparición de Paola Álvarez

Cuando el reloj marcaba las 9.10, ingresaron a la Sala de Grandes Juicios del Poder Judicial, los jueces Mónica Mukdsi, Roberto Lezcano y Norma Vera, y dieron inicio al debate.

De camisa a cuadros, jeans y sin gesticular, se ubicaba Santiago Zambrani, quien estuvo celosamente custodiado por personal del Servicio Penitenciario. Silla de por medio y sin custodia ubicaron al los padres del imputado, quienes permanecieron tomados del brazo durante toda la jornada.

Luego de la lectura de la requisitoria fiscal, la presidenta del Tribunal se dirigió a los imputados y le brindó la oportunidad de brindar su testimonio, sin embargo, todos desistieron por el momento.

Ante esto, los fiscales solicitaron que se dé lectura efectiva a las declaraciones que los tres imputados brindaron durante la etapa investigativa. Santiago Zambrani declaró en tres oportunidades, su madre lo hizo dos veces y su padre solo una vez.

De la investigación fiscal se desprende que días antes de los hechos, Zambrani había buscado por internet “¿Cómo dopar?” y “¿Cómo hacer dormir a una persona?”. Además se conoció que el imputado ya había tenido actitudes violentas contra la joven y le habría roto un celular.

Según la fiscalía, la noche del crimen, Zambrani le habría dado ansiolíticos y alcohol a Paola Álvarez para luego ahorcarla y subir el cuerpo ya sin vida a una camioneta. Para los investigadores, el acusado habría conducido por el camino de cornisa que se dirige a Jujuy para descartar el cadáver en La Caldera.

Según las pericias realizadas por los profesionales del CIF, el cuerpo de la joven permaneció en el lugar entre 78 y 113 días y su rostro presentaba un significativo estado de descomposición.

 “Paola le tenía miedo”

La primera declaración testimonial estuvo a cargo de Mónica María Morales, madre de la víctima.

Con una remera blanca con la imagen de Paola estampada en el pecho y junto a una frase que rezaba, “Siempre vivirás”, la madre de la joven se dispuso a relatar su calvario.

“Zambrani mató a mi hija y quiero que sea castigado. Que se haga justicia por Pao”, comenzó la mujer.

La mujer relató con precisión cómo fueron los últimos días de su hija y cómo fue la búsqueda que encaró a partir de su desaparición.

“Fui a la comisaría y no me quisieron tomar la denuncia. Santiago me enviaba mensajes preguntando si había regresado a casa y me contó que el mantenía una relación sentimental con mi hija”,  dijo la mujer y agregó: “ese día comenzó mi calvario”.

Luego, con lágrimas en los ojos, Morales recordó que Zambrani le había enviado un texto que él había publicado en Facebook y que decía lo siguiente:  “Hoy he perdido a la persona que más amé en este mundo, no sé por qué ni cómo ahora todos me juzgan y me culpan, ya mi vida no tiene sentido. La encontraré allá arriba, por fin podré estar a tu lado sin importar lo que los otros piensen u opinen. Voy en tu búsqueda” (sic)

Al respecto la mujer agregó: “Ahí me dio mucho miedo. Me tembló todo el cuerpo”.

Desde aquel 6 de mayo de 2017, Mónica emprendió una titánica búsqueda para dar con el paradero de su hija: “Estaba desesperada. No podía regresar a casa y decirles a mis hijos que no había encontrado a su hermana”.

La madre de la joven además relató que días previos al hecho, Paola había recibido mensajes intimidatorios en su celular que habrían sido enviados por el propio Zambrani.

“Ella decía que Santiago estaba enamorado de ella pero Paola no quería nada con él”, dijo la mujer y agregó: “ella le tenía miedo”.

 La vidente

Mónica Morales contó que durante los días de búsqueda consultó a una vidente sobre el paradero de su hija y la misma le dijo que “Paola había muerto y ya no estaba entre nosotros”.

“No pude aguantar lo que me dijo y consulté a varias videntes y todas me decían lo mismo. Yo buscaba que me digan lo contrario. Una me dijo que Paola estaba en La Caldera y fui a buscarla”, contó entre lagrimas la mujer.

“Paola estudiaba y se esforzaba porque quería salir adelante pero no llegó. Hoy su hija la necesita porque esta empezando el colegio. Me duele el alma”, finalizó su declaración.

La jornada concluyó con la declaración testimonial de la pareja de Paola, Franco José Arroyo quien coincidió en los dichos de la madre de la victima.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

50 + = 54