full screen background image

“Abel Cornejo sigue siendo la mano derecha de Urtubey”

Tras la excusación del fiscal penal Ramiro Ramos Ossorio del caso Nuesch- Peñalva para seguir interviniendo en la causa caratulada «Muerte dudosa», Gustavo Peñalva señaló que el fiscal «tiene miedo de ver la realidad y la excusa es una mentira elegante».

Peñalva luego analizó que Ramos Ossorio es una persona que le gusta figurar, las fotos y aparecer en los medios por eso ellos debían estar en donde a él le gusta, en los medios, pero a la vez reflexionó que le están dando demasiado importancia a su apartamiento de la causa y que para ellos es un favor lo que hace porque «nunca tuvo conocimiento de la causa y solo lo pusieron ahí para entorpecer».

Fiscal penal Ramiro Ramos Ossorio
En este sentido Peñalva afirmó que saben que «el Procurador -Abel Cornejo- tiene direccionamiento para cerrar la causa porque sigue siendo la mano derecha de Juan Manuel Urtubey, a quien le debe la vida, y eso es vox populi, entonces como creemos que va a priorizar una causa en la que nosotros hemos escrachado a las líneas políticas de Urtubey porque son los que direccionaron esta causa».
Para el papá de Luján, Ramos Ossorio venía buscando esta situación con sus actitudes y falta de gestión poco profesional y remarcó dos errores que cometió el fiscal desde su punto de vista. «En un diario local mencionó algo que no le corresponde a él sino a un juez, y es decidir qué se hace con la causa y si es doble suicidio o no, como lo mencionó; hoy comete otro error, culpar a la familia Peñalva de las amenazas que tiene».
Finalmente Gustavo Peñalva resumió la actitud del fiscal como una forma de victimización.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *