full screen background image

Histórico | Absolvieron a Betty Saravia, la mujer que padecía violencia de género

En Ciudad Judicial se vivió un momento histórico luego de que se conociera el fallo que dejó en libertad a Beatriz Saravia, la mujer que padecía violencia de género y estaba siendo juzgada por el homicidio de su pareja.

Este mediodía Beatriz Saravia fue absuelta de las acusaciones que esgrimió el fiscal penal Ramiro Ramos Ossorio, delito de homicidio calificado agravado por la relación de pareja, tras herir con un arma blanca a su pareja que ejerció violencia sobre Beatriz en reiteradas oportunidades, y que luego de varios meses falleció.

Organizaciones feministas y de derechos humanos se congregaron en Ciudad Judicial a la espera del dictamen, luego de conocer la noticia se vivió un clima de emoción por el veredicto historico

Martín Plaza, uno de los defensores de Beatriz, sostuvo que «quedó claramente demostrado que ella padeció violencia de género durante 2 años». El abogado resaltó que si Betty no se hubiese defendido sería una de las tantas estadísticas de femicidio que hay en la provincia. «Es una sentencia histórica», espetó.

El otro abogado defensor, Josué Diaz Cueto, indicó que los psicólogos del poder judicial desoyeron los testimonios de Betty, por lo que «ahora habrá que buscar la manera de reparar todo el daño que sufrió, porque no solo fue golpeada por su agresor sino que también fue golpeada por el estado».

«Estamos satisfechas por esta absolución porque es el camino para decir Basta de Justicia Patriarcal y para que se tenga en cuenta el contexto de violencia que sufren las mujeres de Salta», manifestó la abogada Tania Kiriaco, quien participó del juicio como amicus curiae.

El 17 de diciembre de 2018, Ángela Beatriz Saravia hirió de gravedad a su pareja, Luis Leonardo López de 28 años, quién finalmente falleció el 24 de febrero de 2019. Anteriormente al hecho, Betty había realizado denuncias por violencia de género y el fiscal pedía para ella 9 años de cárcel con prisión efectiva por homicidio, dejando de lado la legitima defensa y la violencia de la que era la victima.

 




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *