full screen background image

Juan Manuel Pulleiro y los millones de la coca

El ministro de seguridad de Salta recibió en mayo más de 860 kilos de coca para repartir entre Comunidades Indígenas Registradas, Cooperativas de Trabajo y Centros Vecinales. ¿Qué hizo con esa valiosa cantidad de coca?

En mayo, los fiscales federales de Salta y Jujuy, Eduardo Villalba y Federico Zurueta, junto a Diego Iglesias, a cargo de la Procuraduría de Narcocriminalidad (Procunar), autorizaron de manera excepcional la entrega de hojas de coca secuestradas en distintos operativos de contrabando para que sea consumida por comunidades aborígenes y trabajadores que se apunan en la altura.

La solicitud nació del gobernador jujeño Gerardo Morales el 7 de mayo, y 11 días más tarde (18), se sumó el Ministro de Seguridad de la provincia de Salta, el coronel retirado Juan Manuel Pulleiro, estableciendo como autoridad de control y supervisión a la Agencia Antidrogas del Ministerio de Seguridad de la provincia, Ignacio Beron de Astrada.

Oro Verde

Fueron muchos los rumores que corrieron (y corren) sobre el destino la hoja verde, ancestral y necesaria para una sociedad que tiene las costumbres arraigadas respecto a su uso. Uno de esos rumores se vinculó directamente con la venta de esa coca a un precio exhorbitante.

Entre junio y agosto, la coca llegó a costar $18 mil pesos el kilo, cuando su precio antes de la pandemia no superaba los $1800 el kilo. Tras el cierre de las fronteras con Bolivia y hasta Jujuy, el mercado quedó en manos de quienes habían recibido la mercancía que, según la justicia federal, debía ser repartida entre comunidades e instituciones sin fines de lucro.

«Imaginate que el kilo cuesta entre 15 y 18 mil pesos el kilo, hasta el chofer se compró camioneta», señaló en off una fuente consultada y agregó más datos. «El hijo se hizo millonario, era uno de los encargados de distribuirla. También le cambió dos veces el vehículo a su señora», dijo el consultado sobre el coronel.

Finalmente, la fuente reveló que por esta situación los gendarmes «están como locos, porque es su negocio».

Un informe a medias

El Tintero de Salta se comunicó con el senador Guillermo Durand Cornejo para conocer la respuesta al pedido de informe que el legislador le había solicitado al ministro Pulleiro sobre el destino de la coca. «El pedido se vencía hoy [lunes 14]  pero resulta que hoy es feriado, pero igual lo mandó al senado el jueves pasado y nadie me lo hizo llegar todavía, así que estoy sin conocer el informe», señaló el senador, aunque el destino de esa coca ya es vox populi. Al parecer les llegó a todos menos a el.

El pedido hacía hincapié en tres puntos según Durand Cornejo: cantidad de coca recibida, copia del libro o planilla con firma y documento de las personas que hayan retirado y el listado de las instituciones o personas que se beneficiaron con ellas.

«Yo lo que recibí fue un preliminar pero no es el informe completo. En el preliminar da algunos datos y habla de que buena parte de esa cantidad de kilos estaba en mal estado, hojas secas o marrones, no se sabe la cantidad precisa. En teoría los que iban a llegar eran 800 y tantos kilos a cada provincia, después, pareciera ser que entró más. Todos los detalles recién los voy a poder dar cuando tenga el informe», señaló Cornejo sin precisar ningún dato.

Finalmente indicó que «el informe preliminar contiene algunos datos, como por ejemplo que la Agrupación Gauchos de Güemes habría recibido una x cantidad, la asociación Diaguita de Salta otro tanto y así son 4 instituciones que habrían recibido, pero no se detalla la cantidad total ni descartada».

La Agencia Antidrogas

La autoridad de control y supervisión de la coca entregada a la provincia, es la Agencia Antidrogas del Ministerio de Seguridad, cuyo director es Ignacio Beron de Astrada, entregó una copia sobre el destino de los bultos de 20 kilos.

Fundación La Vicuñita -IPIS- a cargo de Pedro de los Ríos fue la que más recibió: 600 kilos.

La Agrupación Gauchos Güemes, a cargo de Francisco Aráoz, recibió 560 kilos.

El Pueblo Diaguita del IPIS, a cargo de Fabián Saúl, recibió 340 kilos.

Finalmente, el director del Hospital de Salud Mental Miguel Ragone, Fernando Acuña, recibió 260 kilos.

Luego de conocerse las cantidades, queda evidenciado que el ministerio recibió mucho más que 860 kilos, recibió en total 1.760 kilos de oro verde. Negocio redondo, verdad?

Gentileza buufosalta.com




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *