full screen background image

A cuatro años de la toma de la UTA

El 12 de setiembre de 2016, trabajadores tomaron la sede de la UTA salteña. «Quisimos cambiar la historia, por empezar a hacer respetar los derechos del trabajador», dijeron.

Tras permanecer casi doce horas en el lugar, los protagonistas de la toma depusieron de su actitud. El conflicto gremial comenzó por la falta de acuerdo en la forma de conducción que ejercía el secretario general del gremio, Jorge Flores.

En el interior quedaron, además de Flores, el secretario de Acción Social, Mario López; Miguel Rasguido, que es el secretario de Cultura y Deportes; y el secretario adjunto del gremio, Sixto Tactagi, además de empleados que se desempeñaban en el lugar.

Jorge Flores, secretario general de la UTA en aquel entonces, es retirado por la policía.

Apenas iniciada la toma del edificio, la UTA emitió un comunicado en el que denunciaba que un grupo de choferes y afiliados contrarios a la conducción de la UTA, mantenía de rehenes a las autoridades del sindicato, y que el asesor legal estaba en ese momento radicando la denuncia penal correspondiente.

En octubre del mismo año, el fiscal penal 6, Horacio Córdoba Mazuranic, solicitó el enjuiciamiento de once manifestantes detenidos en el marco de la investigación por la toma de rehenes en la delegación Salta de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), por los delitos de “secuestro coactivo, robo en poblado y en banda y daños”.

Por la fecha, dos protagonistas de aquel hecho, emitieron un comunicado en el que manifiestan que «el objetivo era limpiar el gremio para que se vayan todos los corruptos que hoy tienen la desfachatez de querer ser Secretario de nuevo y si se lo proponen, y no abrimos los ojos, lo van a lograr».

«Estos falsos sindicalistas hay que repudiarlos porque para lo único que entran es para llenarse los bolsillos, acomodar la familia y dejar al obrero sin los derechos que con tanto sacrificio se conquistaron hace muchos años atrás. Hoy los compañeros se están enfermando porque no tienen la suficiente protección, no tienen los suficientes elementos para desinfectarse y protegerse de esta terrible pandemia», señala una parte del enunciado.

Actualmente el secretario general de la UTA es Miguel Barrera, cuestionado por ser una extensión del eterno Cruz.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *