full screen background image
Programas

SALTA | Desmantelaron cerca de 200 cooperativas

Entre las cooperativas enmarcadas se encuentran los programas Argentina Trabaja y Ellas Hacen.

Trabajadores del Centro de Referencia (CDR) Salta del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación indicaron días atrás en un documento que celebraban “expectantes” el cambio de gestión nacional, ya que “durante cuatro años resistimos la inoperancia de un gobierno que con una clara intencionalidad provocó el vaciamiento de políticas públicas en nuestro Ministerio”, mencionaron.

Julián Matorras, delegado de ATE hizo mención en Salta/12 sobre la disolución de las cooperativas y la falta de apoyo por parte del Estado del cual formaban parte. “Prácticamente todas las cooperativas que funcionaban con los desmantelados programas Argentina Trabaja (25 cooperativas mixtas) y Ellas Hacen (173 cooperativas de mujeres)”indicó.

A su vez, el dirigente detalló que cada una de las cooperativas tenían un promedio de 25 a 35 trabajadores que desde un abordaje territorial buscaban la salida laboral de las personas. Esto era posible mediante la articulación de los estudios primarios y secundarios con capacitación en oficios.

Si bien el gobierno actual propuso el programa “Hacemos Futuro” a modo de reemplazo y fusión de los anteriores, Matorras consideró que “tiene características individuales (los otros eran acciones colectivas) y está totalmente enfocado en la terminalidad educativa (una suerte de beca), y también incluye capacitaciones de temáticas variadas no específicamente vinculadas a oficios o salidas laborales”.

Entre las políticas que destruyeron las instituciones especificó distintas acciones. En primera instancia la migración de Pensiones No Contributivas (Madre de 7 hijos, Discapacidad y Ancianos) a la Anses, incluidos los empleados. En el cual “se recibe documentación pero no hay respuestas y la gente, los titulares de derechos, se sienten abandonados”, indicaron en un documento. Respecto del Programa Alimentario, se dejaron de lado las intervenciones para la promoción de la seguridad y soberanía alimentaria.

Matorras aseguró que tampoco se dio respuesta a la expansión de nuevos merenderos o comedores comunitarios autogestionados que surgieron a consecuencia de la crisis económica. Otra función que se dejó al descubierto fue la asistencia en salud en el cual, los tramites de medicamentos o prótesis, que podían conseguir en un tiempo de tres meses se vio triplicado.

Por último, agregó que las diversas políticas que se venían desarrollando en forma integral se vieron desarticuladas y que las acciones que se realizaban en conjunto entre la Nación y la provincia, quedaron sin efecto.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *