full screen background image
WhatsApp Image 2019-09-25 at 18.18.06

El desafío de pensar un fútbol femenino federal

La Asociación del Fútbol Argentino cuenta por primera vez en la historia con una Liga Profesional de Fútbol Femenino. Aunque la deuda con las jugadoras comienza a saldarse, el desafío estará en poder construir un fútbol que no replique el modelo masculino centralista sino equilibrar la cancha para que la práctica tenga una proyección federal.

Por Mariana Ibarra

El fin de semana arrancó la Liga Profesional de Fútbol Femenino organizada por AFA, que pese a su nombre, en la práctica debemos definirla como un torneo semiprofesional puesto que no todas las jugadoras cuentan con un contrato en relación de dependencia con sus respectivos clubes. No obstante, se trata de un paso inédito para las mujeres en un territorio que históricamente les fue negado.

El torneo de Primera A cuenta con la participación de 17 equipos, todos de Capital y Gran Buenos Aires, salvo Rosario Central. Además, la semana pasada dieron inicio los torneos de ascenso Primera B con 22 equipos y Primera C con 18 participantes. Es decir, que sobre un total de 57 clubes que disputan los torneos superiores, se observa una clara predominancia centralista en contraposición con la prácticamente nula representación de las provincias.

Sin embargo, es posible encontrar en los planteles conformaciones con jugadoras de distintos puntos del país. Muchas de ellas fueron surgidas de diferentes clubes que participan de los torneos organizados por las ligas locales pero que migraron a la “gran ciudad” en búsqueda de concretar ciertas aspiraciones deportivas, que ante el lanzamiento de un torneo profesional, se acrecientan.

¿Qué pasa con las ligas locales?

En el caso de Salta, el torneo de mujeres que organiza la Liga Salteña de Fútbol viene
desarrollándose ininterrumpidamente desde el año 2014. Años previos se realizaron torneos que perdieron continuidad ante la falta de apoyo institucional. Sin embargo, por la propia pujanza de las jugadoras, la Liga reorganiza el campeonato e insta a los clubes a que absorban a los equipos que ya estaban conformados y que querían ser parte de un torneo oficial en una Liga afiliada al Consejo Federal, organismo que administra los torneos del interior y de fútbol femenino.

Ante un creciente número de jugadoras, incluso cada vez más chicas, la Liga incorpora para el año 2015 la categoría sub 18. Al mismo tiempo, atendiendo a un contexto de ampliación de ciudadanías para las mujeres y las disidencias, permite la afiliación de jugadoras transgénero. No obstante, el desafío sigue siendo poder potenciar las bases, organizando e invirtiendo en la formación de jugadoras desde la Escuelita y las divisiones inferiores, tal como ocurre con el torneo de varones. En este sentido, aún falta una decisión política de los clubes de apoyar y fomentar el crecimiento sostenido de esta práctica.

Actualmente, cada vez son más las nenas que comienzan a incorporase a la práctica futbolística. Por el momento, ante el incipiente desarrollo de las Escuelitas de fútbol para ellas en los clubes y la ausencia de un torneo en la Liga, la salida es iniciarse en la práctica mixta. En este sentido, se pueden ver en el torneo infantil que se disputa los sábados en la cancha de la Liga Salteña, equipos conformados por varones y nenas, como es el caso de los planteles de Gimnasia y Tiro, San Francisco, entre otros.

También es posible notar un cambio, sobre todo en las familias de las nuevas generaciones de jugadoras, que apoyan y acompañan a sus hijas rompiendo el prejuicio de que el fútbol no es para mujeres. Claramente, este cambio de época está vinculado con la potencia del movimiento feminista en las calles que en los últimos años viene cuestionando y disputando espacios históricamente negados para las mujeres. El fútbol claramente es uno de ellos.

En este contexto de avances, es necesario plantear las particularidades que vivencian las jugadoras a lo largo y ancho del país. Aunque la profesionalización llegó, todavía el interior sigue siendo el lugar de postergación. En este sentido, la preocupación apunta a reflexionar sobre si se está pensando en cómo construir un fútbol con una visión federal, en el que los clubes del interior no se conviertan en meros formadores que luego vean a sus jugadoras migrar hacia el centro del país para concretar sus sueños, sino que sean protagonistas desde lo local y en el fortalecimiento de sus ligas.

Foto de portada: SPORTS Salta




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *