full screen background image
hosp de mascotas

El hospital de mascotas no es tan público como lo presentaron

Una vecina de la ciudad tuvo complicaciones con el parto de su gata y  acudió de urgencia al recientemente inaugurado hospital de mascotas, en donde por su apariencia y domicilio de residencia le dijeron que no la iban a atender.

“Mi gata tuvo un parto complicado de más de 12 horas. Se le estancó en el canal de parto una cría, por lo que le tuvieron que practicar una cesárea”, comenzó relatando Carla Fiqueni, vecina de la ciudad que experimentó la atención del tan anunciado “hospital público” de mascotas.

En la experrera municipal, el médico que la recibió la “mandó”  a una veterinaria particular “porque según su criterio, yo si podía pagar el servicio (basándose en mi apariencia y en la ubicación de donde vivo) y despachó a mi gata después de destrozarle las 2 venas de las patas delanteras y haberla maltratado manipulandola brutalmente”.

Luego quiso resolver la situación aduciendo que el hospital solo atendía complejidades bajas y medias, contrariedad que quedó expuesta cuando “otra médica ya estaba dando por hecho que la iban a operar (cesárea) ahí mismo”.

“La idea que rige cualquier servicio de carácter público es la igualdad de acceso de todos los individuos, independientemente de su condición social o cualquier otra circunstancia. Si el hospital de mascotas no es un servicio para todes, entonces NO ES UN SERVICIO PÚBLICO”, aseguró Carla Fiqueni en su descargo público.

En conversación con El Tintero, Fiqueni sostuvo que además le pidieron un certificado de pobreza, certificado que ella podía conseguir y acercar más tarde. “Calculo que ellos necesitan ese certificado para justificar la dextrosa que le pusieron a mi gata, pero al basarse en mi apariencia física y en donde vivo, ellos determinaron que por mas que lleve el certificado, lo mismo podía pagar el servicio particular”.

Luego de semejante odisea para salvaguardar la vida de Todes y sus crías, Carla terminó llevando a su gata a la veterinaria del doctor Durand, donde sólo nació con vida un solo animal. La restante quedó en el canal de parto y nació muerta.




One thought on “El hospital de mascotas no es tan público como lo presentaron

  1. Gabriel

    Habría que averiguar cuáles son las políticas del supuesto Hospital Público de Mascotas y quién se beneficia, quién no y por qué esa discriminación.
    Por otro lado mi observación sería que al menos se haga un pago mínimo en donde se cubra consulta, medicamento y si hay que realizar análisis o cirugía se abone también un plus por ello. Verán que si se aportaría algo y se encauce en solventar alguna necesidad del Hospital para Mascotas, la gente incluso la que sabe tener más animales en sus hogares sean de raza o no, son los que pagan sin poner tanta alarma como lo hizo ésta persona que está en su derecho de reclamar.
    Ojalá que se cuente con el profesionalismo, vocación, atención desinteresada, competentes y solvencia de los veterinarios que estén trabajando ahí mismo, sino esta obra no durará o se convertirá en un espacio privado y chau sueño para muchos será realidad para pocos.

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *