full screen background image
Bartolina Sisa

El Día Internacional de la Mujer Indígena en honor a la lucha por la libertad

En 1983 el Segundo Encuentro de Organizaciones y Movimientos de América se reunía en la población de Tiawanaku, en el occidente aymara de Bolivia, e instituía el 5 de septiembre como el “Día Internacional de la Mujer Indígena”.

Se le rendía tributo y honor a Bartolina Sisa y a la insurgencia que protagonizó junto a aymaras y quechuas en 1791, cercando la ciudad de La Paz, combatiendo la dominación española y luego apresada, torturada y ajusticiada. Esta “india levantisca” fue sentenciada a morir en la horca el 5 de septiembre de 1792. Luego, su cuerpo sería desmembrado.

En la adversidad se renace, se florece de entre las cenizas y las mujeres indígenas brotan y siembran. En todas las regiones se representan y honran cada día ésa y muchas otras luchas contra la desigualdad y las múltiples formas de discriminación agravada y la pobreza, lo que aumenta su vulnerabilidad ante todas las formas de violencia.

Las mujeres indígenas son portadoras y guardianas de conocimientos invaluables del poder originario, acunan transmitiendo la lengua de los ancestros, la historia y la identidad y resisten.

“En este día conmemorativo, el Fondo para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas de América Latina y El Caribe (FILAC), urgimos a la región a seguir avanzando en los marcos internacionales aplicables, incluyendo acuerdos globales, para la puesta en marcha del Plan de Acción de Iberoamérica para la implementación de los derechos de los pueblos indígenas”, aclara un párrafo del FILAC.

“Este Plan incorpora los acuerdos y compromisos que los Estados miembros han asumido para generar condiciones propicias para la efectiva realización de los derechos individuales y colectivos de los pueblos indígenas, con enfoque intercultural, intergeneracional y con igualdad de género. Así, confirmamos nuestros esfuerzos para visibilizar y fortalecer la participación plena y efectiva de las mujeres indígenas en la generación de políticas públicas dirigidas a la especial atención y prevención de las diversas formas de violencia de las que somos víctimas.

Por ello es que continuamos la cooperación a nivel regional y subregional en materia de igualdad, desarrollo sostenible y empoderamiento, con un especial énfasis en educación, desarrollo de capacidades para la autonomía económica y el fortalecimiento de redes y otros mecanismos de cooperación con incidencia en las estrategias nacionales y locales. No olvidamos que combatir la desigualdad de género es un elemento fundamental para no quedarnos atrás y seguir en la senda del Buen Vivir – Vivir Bien.

En la inspiración y la memoria de todas las “Bartolinas”, hoy homenajeamos a las mujeres indígenas en el recuerdo de la valiente lideresa libertaria, símbolo vigente de la dignidad y lucha de los pueblos. ¡Jallalla Bartolina Sisa!”

 

Fuente: FILAC




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *