full screen background image
ricardo lona

Masacre de Palomitas | Comienza el juicio contra el exjuez Ricardo Lona

A partir de este martes la justicia federal juzgará al exjuez  por su participación en la denominada ‘Masacre de Palomitas’, el 6 de julio de 1976. El proceso determinará la responsabilidad del exjuez en la muerte de once personas y el encubrimiento de los autores del hecho.

Soledad Outes, hija de Pablo Outes, una de las víctimas de las fuerzas represivas del Estado en la mencionada masacre, describió sus sensaciones al respecto. “Siento una emoción muy grande como salteña, como argentina y como ser humano. Es una fecha importante, tiene una dimensión enorme y un valor mundial”.

La mujer recordó que, junto a su hermana, ambas adolescentes, vivieron todo el proceso de detención de su padre con extrañeza pero, a la vez, con terror. Y es que al momento de visitarlo en los distintos penales donde estuvo, les decían que no estaba allí y, a la semana siguiente, las dejaban pasar sin inconvenientes.

“No sabíamos qué pasaba en esa cárcel. Él nos contaba que en las noches apagaban las luces y se escuchaban ruidos raros. Un día nos dimos cuenta que a él lo habían colgado de un brazo para torturarlo, es así que perdió la movilidad de esa extremidad”, relató Outes.

El hombre, contó Soledad, una vez en libertad – de una de las tantas veces que fue detenido – viajó a Venezuela porque la condición era que podía irse a cualquier país que no fuese limítrofe con Argentina. Allí estuvo 3 meses sin trabajo y extrañando a su familia, por lo que aceptó una invitación que se le realizó para volver al país y ser juzgado por Ricardo Lona.

“Cuando mi papá decide entregarse pidiendo que se lo juzgue, ahí lo matan”

Destacó que la situación en la provincia era dramáticamente violenta, y el 11 de marzo del 1976 secuestran y asesinan al exgobernador Miguel Ragone; “imaginate cómo estábamos nosotros si eso le pasaba a un exmandatario. A mi papá lo mataron un par de meses después”, añadió.

Por todo lo descripto, Soledad celebró que haya avanzado la causa contra el exjuez federal a tal punto de llegar a juicio, instancia que demoró varios años por la serie de apelaciones interpuestas para frenar el proceso.

“Lona es un apelador serial, conoce en profundidad todos los resortes de la Justicia y cómo evitar ser juzgado”, aseguró la mujer y, a modo de ejemplo, rememoró la situación dada en 2004 cuando no se consiguió la mayoría necesaria para un jury de enjuiciamiento contra el exmagistrado.

“Hablo como ser humano y no como hija de Pablo Outes. Esto tiene una importancia nacional e internacional. Espero que luego de juzgar a Lona se siga juzgando a los responsables”, concluyó por Aries la mujer.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 + = 24