full screen background image
Zavaleta

Seguir muriendo después de muerto

María Belén Zavaleta fue condenada a tres años de prisión condicional y 10 de inhabilitación para conducir tras atropellar y producir la muerte del trabajador. El fallo fue unánime.

El Tribunal de la Sala V puso punto final al juicio seguido contra María Belén Méndez García Zavaleta, la mujer que atropelló y mató a Diego Castro, mientras colocaba un cartel en Avenida Paraguay. Fue condenada a 3 años de prisión condicional, 10 años de inhabilitación para conducir y deberá realizar tareas de voluntariado.

Los jueces encontraron a García Zavaleta material y penalmente responsable del delito de homicidio culposo en accidente de tránsito calificado por exceso de velocidad, pero sin embargo la pena le permite seguir en libertad.

Gabriela Arellano, abogada querellante, consideró que la sentencia no fue justa y que solo provocó que el dolor de la familia del joven hombre se acrecentara. “Una nueva víctima con un accidente de tránsito sin una condena justa y ejemplar, significa revivir en todas las víctimas fatales que hay en nuestra ciudad y es un fallo lamentable, muy doloroso, la familia está totalmente destrozada.

En este sentido, subrayó que las imágenes del momento del siniestro son más que elocuentes y demuestra que también podría haberse cobrado dos vidas más. “El Tribunal creo que no tuvo conciencia, creo que todos los salteños hemos visto el video que yo no tengo palabras para poder reproducirlo, que claramente denota la velocidad, una intencionalidad, un dominio del vehículo, el desprecio por la vida humana hasta por su propia vida,” expresó.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

35 + = 44