full screen background image
Urtubey policía

Acoso policial en una conferencia de prensa

Soy Alejandra Paredes, periodista, militante social y ex sindicalista. Me gusta la actividad política y de hecho en lo partidario, participo en organizaciones de esta naturaleza. Como trabajadora de prensa me considero editora independiente y columnista de varias redacciones on line.

En ocasión de estar asistiendo como parte de la rueda de prensa para el cacique Mendoza, quien se encuentra en Salta, brindando un taller cultural, se previó un contacto con medios colegas para que pudieran tener la palabra de un referente comunitario sobre el estado y la afectación de las etnias nativas en las áreas inundadas del Chaco salteño.

Para esto, se convocó en la calle Gorriti 141 a los medios interesados en este testimonio de quien vive y documento sobre la realidad de los pueblos originarios.

La prensa estaba convocada a las 11 de la mañana de este martes 12 de febrero; al llegar en un remis que estacionó en la vereda a unos dos metros del lugar, en medio de una llovizna persistente, en el hall de una casa, se hallaba apostada una policía observando y anotando en una libreta, los movimientos de quienes íbamos llegando al lugar. A las 11.15, subió hasta el hall de FM La Plaza y se presentó diciendo que la mandaban a observar una reunión de comunidades originarias.

Fui yo quien tomando la palabra, le dije que no existía allí tal cosa, que le habían informado mal. Su molestia fue evidente, por lo que endureció su modo de hablar e increpó para que nos identificáramos, algo a lo que no accedimos las cinco personas que recién llegábamos a la emisora. No obstante, le dije que se retirara porque no sólo no tenía motivo para estar allí, sino que legalmente no correspondía su presencia en un local en el que no se había requerido personal de seguridad. Se fue mientras llegaban los y las trabajadores de prensa, para realizar su trabajo, mientras ella, la policía, permanecía a un costado del acceso de entrada, bajo la lluvia.

El endurecimiento de las medidas para perseguir o suponer actos no lícitos en el trabajo o coberturas periodísticas, amerita que el Ministro de SEGURIDAD y el JEFE DE POLICÍA, sean llamados ante la COMISIÓN DE DDHH de la Legislatura provincial, a dar un informe sobre los motivos, el protocolo de acción que impone un esquema persecutorio ante todo acto civil.

En el caso particular de los medios, esta acción presionante es una herramienta de la CENSURA PREVIA, pues por miedo, amedrentamiento o cohersión, se está impidiendo la divulgación de hechos, testimonios y perspectivas diferentes a las establecidas por canales gubernamentales.

Constituye este rol de la POLICIA una herramienta del TERRORISMO ESTATAL, toda vez que el ESTADO, abandone su rol republicano y democrático para establecer que la ciudadanía está bajo sospecha.

El Gobernador Urtubey, tiene una postura actoral en la que recurrentemente sobrevuela las zonas de desastre, incluida la persecución y el maltrato a trabajadores y trabajadoras de la prensa, cuando realizan coberturas sobre hechos que considera perniciosos a sus intereses electorales.

Por ello, a pesar de lo sucedido, cabe insistir en que la realidad de los pueblos originarios seguirá estando en la agenda de los medios que no cederán ante las maniobras persecutorias de instituciones con escasa preparación y nulo conocimiento de las Garantías constitucionales.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

42 + = 45