full screen background image
Reynoso

El ex juez federal Reynoso sumó otra causa

En pleno proceso por proteger a traficantes, el ex magistrado de Orán será imputado por exigirle un millón de pesos a Bernard Paul Vuillermet para frenar una investigación.

El juicio contra el ex juez entró en la fase final: Raúl Reynoso podría ser condenado próximamente a 18 años de prisión -como pidió la querella- o hasta 25 años -como solicitó la fiscalía- si el Tribunal Oral Federal (TOF) 1 de Salta lo encuentra culpable de exigirles coimas a narcotraficantes para favorecerlos en sus investigaciones.

Pero el hombre que supo mostrarse en los medios como un cruzado contra el narcotráfico en la frontera con Bolivia, sumará en las próximas horas una imputación por enviar a un traficante de precursores químicos a apretar a un empresario.

El juez federal de Salta, Julio Leonardo Bavio, le confirmó a TN.com.ar que incorporará a la causa “Reynoso II” la denuncia contra el ex magistrado por el delito de concusión a un contribuyente investigado por la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

Bernard Paul Vuillermet, francés dueño de La Maravilla, una finca en Salta, denunció en la sede central de la AFIP que “un comerciante de apellido Barakat, de Salvador Mazza, que trabajaba para el juez Reynoso, conforme le hiciera saber, le pidió plata para solucionar su problema”.

El 18 de octubre de 2013, el ente recaudador le allanó la estancia por trata de personas, detectó 85 trabajadores rurales bajo explotación laboral y le dio intervención al magistrado, que ordenó la inmediata detención de dos de sus empleados.

Una semana después, Reynoso envió a Barakat a exigirle un millón de pesos a Vuillermet para no avanzar con la causa en su contra.

Barakat es un comerciante de origen sirio, condenado en 2018 a 12 años de prisión por tráfico de precursores químicos junto a su hermano Fadel.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

55 + = 57