full screen background image
Pobreza

Alarmante | Casi el 50% de los niños en Argentina viven en la pobreza

Un informe de Unicef reveló que 6,5 millones de niños padecen problemas de educación, hábitat, agua potable, salud, protección social, vivienda adecuada y saneamiento.

Unicef dio a conocer un informe que refleja con contundencia la problemática social vinculada a la niñez: el 48% de los chicos argentinos son pobres y la mitad de estos muestra “severas” privaciones de derechos fundamentales, como vivir al lado de un basural, en una zona inundable o padecer problemas de acceso al agua potable.

A lo largo de la presentación de un detallado estudio correspondiente al procesamiento de datos de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) del primer semestre de este año, Unicef informó que los chicos de 0 a 17 años alcanzan un valor de pobreza 10 puntos por encima del registro de la población general (38%) y en números de rostros visibles esto abarca a 6,3 millones de niños, niñas y adolescentes.

En el NOA y el NEA las principales falencias que tienen los chicos radica en problemas de saneamiento, agua y  hábitat.

“Tenemos una fuerte preocupación por la realidad que están viviendo millones de niños en la Argentina porque se dan valores muy elevados de índices de pobreza que tienen un fuerte impacto”, expresó Sebastián Waisgrais, especialista de Monitoreo e Inclusión Social de Unicef Argentina, que presentó el estudio realizado junto con el Instituto de Estudios y Desarrollo Económica de la Universidad de Salta, la Universidad Nacional General Sarmiento y el Instituto de Equidad para la Infancia.

El trabajo presentado desde una perspectiva multidimensional y elaborado por Unicef revela que el 48% de los chicos de la Argentina que es pobre padece uno o más indicadores vinculados a esa problemática, como educación, protección social, vivienda adecuada, saneamiento básico, acceso al agua segura o hábitat seguro.

En el capítulo del estudio referido a la pobreza monetaria (por ingreso) se determinó que el 42% de los niños de la Argentina residen en hogares cuyos ingresos no alcanzan a cubrir una canasta básica de bienes y servicios alimentarios.

Jorge Paz, investigador de la Universidad de Salta y consultor de Unicef, destacó en la presentación del estudio que los objetivos de este trabajo fueron “contribuir a una metodología oficial que capture un carácter multifacético de la medición de la pobreza”. Ocurre que los datos de pobreza del INDEC sólo miden la pobreza por nivel de ingreso pero quedan afuera las privaciones de otros derechos que tienen los pobres y en mayor medida los niños que viven en situaciones extremas.

El estudio ya fue presentado a la ministra de Desarrollo Social Carolina Stanley y a todas las autoridades que están involucradas en la situación de los niños.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ 49 = 51