full screen background image
portada

El valle de Berruezo

¿Qué hizo Carlos Berruezo para aparecer mencionado en el WhatsAppGate de agosto pasado? En el ocaso del tercer mandato de Urtubey sale a la luz lo que se conoce sobre el empresario de la construcción sindicado como testaferro de la familia de gobierno y un aspecto poco mencionado de su fortuna: las tierras en Chicoana y sus negocios lácteos.

Por Mariano Arancibia

En la única entrevista que brindó, Carlos Berruezo reveló que no termina de comprender la “animosidad” con la que fue mencionado en varias notas periodísticas, en las cuales aparece como exponente de la corrupción alrededor de la obra pública durante el gobierno de Urtubey.

Cerca de él, aseguran que es un disparate decir que es testaferro del gobernador; señalan que es parte de una familia tradicional de Cerrillos y dueño de una empresa con trayectoria. Sin embargo, su nombre, y en particular su empresa, MEGA SRL, viene dando que hablar desde hace tiempo.

Un perfil de Berruezo

A pocos kilómetros de Salta, en Cerrillos, la familia Berruezo es conocida, y no precisamente por su trayectoria política. Allí nacieron y se criaron los 5 hijos de “Coco Berruezo”, un tipo muy querido por sus vecinos y reconocido por tener un almacén sobre la avenida principal del pueblo.

Carlos, el mayor de los hermanos, se graduó de Ingeniero y obtuvo notoriedad a finales de los 90 con MEGA, empresa que armó con su socio, el empresario agricultor Cristóbal Muñoz. En un principio demoró en llegar el éxito; el gran salto, el que lo llevó a tener una posición holgada, llegó una década después, con el gobierno de Urtubey. Si la constructora metanense CONTA SRL durante el gobierno de Romero había sido la beneficiada con importantes obras, con la llegada de Juan Manuel al poder, ese lugar lo ocupó MEGA SRL.

Ganó concesiones millonarias de varias obras del Fondo de Reparación Histórica, el gasoducto del Valle de Lerma, incluso en la fábrica de Nitratos Austin Powder, sólo para mencionar algunas. A través de dichas concesiones, en una provincia con un promedio de empleabilidad que ronda entre 3 y 7 personas, llegó a emplear a más de 350 operarios.

De toda la familia, Carlos fue quien experimentó el mayor crecimiento patrimonial aunque siempre mantuvo un estricto perfil bajo al punto de no aparecer en fotografías públicas.

Pese a la bonanza económica, en apariencia su vida no cambió demasiado: continuó viviendo en una casa del barrio INTA y lo único que ostentó fue un automóvil importado. Berruezo cuidó su imagen y para no sufrir las consecuencias de los envidiosos construyó una mansión, en un barrio privado, el cual se encuentra totalmente tapiado para garantizar una rígida privacidad y donde comparte un hermoso lugar solo con dos importantes familias. Confiables fuentes comentaron, off the record, que en ese exclusivo lugar se reúne “un selecto grupo de empresarios, entre los que se encuentran Facundo Urtubey, Lucio Paz Posse -secretario de Asuntos Agrarios durante los primeros ocho años de Urtubey-, y en algunas oportunidades el gobernador”.

El universo de negocios

Como invertir en campos no es sinónimo de delito, se convirtió en un gran terrateniente quedándose con parte de las mejores tierras de Chicoana y en diferentes localidades de la Provincia. A esa altura el hermano de la ministra tenía tres firmas para operar en el mercado.

Además de la mencionada constructora, Carlos Berruezo, según el Boletín Oficial, figura como Director Presidente de PROLACSA S.A: una planta láctea que produce 40 mil litros de yogur por día y que tiene un acuerdo con Danone por el cual le brindan un servicio tercerizado en la elaboración de yogures.

firmas

Por si esto fuera poco, según la Dirección de Inmuebles, Finca Las Moras (citada en el WhatsAppGate), que tradicionalmente perteneció a la familia Patrón Costas, figura a nombre de LAS MORAS S.A, cuyo presidente es Carlos Fernando Berruezo Sanchez y su vicepresidente es María Socorro Jora de Berruezo, su esposa.

“Las Moras la compré hace cinco o seis años, y es una propiedad que está al lado de otro campo que ya tenía”, indicó en la citada entrevista. A dicha finca se puede llegar desde la plaza principal del pueblo, de Chicoana, por un camino rural durante 3 km aproximadamente o directamente por ruta 68. Los campos son tan grandes que abarcan ambos lados de la ruta, y están próximos a La Maroma.

El campo lindante a Las Moras, es Chivilme, y desde la ruta es visible una gran casona que se encuentra emplazada en el centro. No hay mucho más para ver que el campo, con su ganado y sus plantaciones de tabaco y su bucólico marco.

ch

Según se puede leer en la Dirección de Inmuebles lo compró a 420 mil pesos en 1.997, y lo vendió a un precio irrisoriamente simbólico de 310 mil pesos en el 2003 a un tal Sergio García Del Rio.

Cuatro años más tarde, Del Rio vende Chivilme a Mega SRL  en más de 1 millón 700 mil dólares. Si miramos con atención el documento de compra-venta, la curiosidad que sobresale es el nombre de dos personalidades conocidas en la Provincia. Una es Lía (o Licha) Mera Figueroa- madre de Juan Manuel Urtubey- quien es la escribana que firma una operación y otra el escribano, Mariano Coll Módico, ex  presidente del Colegio de Escribanos.

chivilme

Familia próspera

La suerte pareció llegarle a toda su familia por igual: su hermana Analía asumió como ministra de Educación en mayo de 2016, luego de una larga carrera en Educación. En tanto, su hermano, Eduardo, el contador que maneja las exitosas finanzas de MEGA SRL, es propietario de una fastuosa casa en las afueras de Cerrillos.

El que le sigue, Horacio, pasó de atender el almacén familiar a ser encargado de la estación de servicio Shell que se encuentra en el acceso norte de Cerrillos y es propiedad de Cristóbal Muñoz.

La menor de los cinco Berruezo es Soledad, una odontóloga que ejerce exitosamente su profesión al punto que le permitió construir un centro médico de atención particular y diagnóstico que cuenta con veinte consultorios, una infraestructura más amplia que cualquier Centro de Salud del Valle de Lerma.

El germen

El primero en involucrarlo fue un hombre del propio Partido Justicialista: Julio Jallit, un socio fundamental de Urtubey en el norte desde 2007. En 2016, el intendente de Pichanal señaló al empresario como uno de los más favorecidos en las adjudicaciones de importantes obras del Fondo de Reparación Histórica. Lo hizo en el marco de la pulseada entre intendentes y el Grand Bourg, por el reparto de los 350 millones de dólares con los cuales, la provincia se endeudó por iniciativa de Urtubey-Parodi y con el aval político de las mayorías oficialistas de la Legislatura.

En esa oportunidad, el intendente norteño dijo que las empresas “cobran un anticipo de obra superior al 30 por ciento con porcentajes de ejecución del 5 por ciento o menos y se van” y, a modo de ejemplo, señaló a MEGA SRL asociándola con el poder político. Pasada la escaramuza en el bloque oficial, las declaraciones fueron noticia pasajera pero el asunto no quedó cerrado ni aclarado. Aquel episodio, inocuo tal vez, fue apenas la punta del iceberg.

Fue en el recinto de Diputados donde el eco de la interna entre fracciones oficialistas se propagó. El contador Carlos Zapata volvió a objetar los trabajos de la firma al hablar de las obras del Fondo de Reparación Histórica que no se realizaron. En julio de 2016, el semanario Cuarto Poder publicó un informe sobre MEGA SRL y luego el diario de mayor tirada puso la lupa sobre más de 5 obras que no se habían realizado confirmando lo que varios comentaban. Se convirtió, así, en opinión unánime que la mencionada empresa tenía obras inconclusas y su eficiencia al menos entró en cuestión.

Pese a las resonantes denuncias públicas nunca se habían conocido declaraciones del empresario cerrillano. Había otra situación, todavía faltaba mucho para que estallara el escándalo en torno a los Cuadernos de la Corrupción, aunque ya se conocían las andanzas de José López, las coimas (o retornos) y los sobreprecios. Berruezo, en ese entonces, prefirió no trastocar el esquema de anonimato intuyendo, tal vez, que a futuro no habría interés sobre el tema.

Sin embargo, dos años después- tras el WhatsApp que lo involucraba en un hecho de corrupción con la obra pública y como supuesto testaferro de la familia gobernante-, rompió el silencio en el programa radial de la periodista Marcela Jesús. Antes de escuchar su versión de los hechos, en el mismo sentido Juan Manuel Urtubey había negado las acusaciones calificando la cadena de WhatsApp como una burda operación e inclusive, se animó a decir que denunciaría por calumnias al que escribió el mensaje y formalizó una querella contra NN.

De modo muy parecido, el dueño de MEGA SRL aseguró que el gobierno pagó de acuerdo al avance de cada obra y dio precisiones sobre las que faltan terminar. Para justificar el porqué de los conocidos retrasos soltó una idea que graficó la envergadura de empresa que maneja: “La cañería para una obra no estaba en stock y en Argentina solamente hay dos empresas que hacen este tipo de caños, y los plazos de entrega son de 6 u 8 meses, e inclusive hasta un año”.

El breve reportaje, claramente, intentó disipar cualquier posible sospecha de corruptela.

¿Qué une a Berruezo con el clan Urtubey?

No hay que tener mucho sentido común para inferir lo que nuestros confidentes sospechan. Algunos sostienen que el vínculo de Carlos Berruezo con la familia gubernamental está dado por su  relación con Facundo Urtubey, quien abrió la puerta de Salta para la llegada de un gigante internacional de la industria láctea como Danone. Otros afirman que su crecimiento empezó luego de aportar a la campaña del gobernador.

facundo-urtubey

Facundo Urtubey

Esta nota tiene concentrados y vinculados datos fehacientemente verificados sobre Carlos Berruezo. El análisis, naturalmente, implicó un recorte de la realidad, ya que no abarcó a todos los contratistas. La certeza que se desprende es que es imposible desconectar la acumulación de su fortuna- la cual sólo expusimos de forma fragmentaria- de los tres mandatos consecutivos de Urtubey.

Lejos de ser calificado como “ciencia ficción”, el WhatsAppGate probablemente haya sido la punta de un ovillo del negocio de las adjudicaciones con la obra pública de Salta.

Cualquiera haya sido el monto que embolsó, estamos en presencia de un tipo con suerte. De hijo de almacenero pasó a ser un excelente hombre de negocios.

Ilustración: Angelo Flores




4 thoughts on “El valle de Berruezo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8 + 1 =