full screen background image
Pablo Outes

Pablo Outes y Carlos Saravia habrían mentido a la Justicia

Habrían mentido para no pagar tasas de Justicia en el trámite de la demanda contra el periodista Agustín Poma por una publicación periodística en la que aparece el presidente de la Cooperadora Asistencial junto a los hermanos Castedo.

 

Outes y su abogado “uluncha” Saravia iniciaron la demanda sin pagar las tasas obligatorias para un proceso civil. Los costos para litigar en contra del periodista por una publicación periodística son del 2% del monto que reclaman en concepto de tasa de justicia y otro 2% de la Caja de Abogados. En este caso, el presidente de la Cooperadora Asistencial debía abonar 8 mil pesos para iniciar el trámite, pero su abogado argumentó que había iniciado la solicitud de litigar sin gastos, beneficio previsto para personas cuyo ingreso no supere dos salarios mínimos y reúnan otras condiciones, como tener una vivienda única y un solo vehículo.

 

Hace aproximadamente cinco meses, FM Noticias publicó en su portal las declaraciones juradas de sus funcionarios, y en este sentido se puede observar claramente que Pablo Outes supera los requisitos para obtener el beneficio de litigar sin gastos. Entre sus bienes el presidente de la Cooperadora Asistencial declaró tener 2 casas: una en San Lorenzo y otra en Río Piedras (Metán). Aclara que de ambas posee el 50%. Además indicó que posee un millón y medio de pesos, joyas que no especifica pero que valúa en $200 mil. Por último, el “insolvente” Outes declara poseer acciones: 50% de Agrinoa S. A. y Grupo Güemes S. R. L.

 

La demanda al periodista Agustín Poma, se realiza tras una publicación del sitio saltaentrelineas.com, donde Pablo Outes aparece junto a los hermanos Delfín Castedo y Raúl “Ula” Castedo. Ambos detenidos y sindicados narcotraficantes.

 

El presidente de la Cooperadora Asistencial de la municipalidad de Salta fue fotografiado el 24 de Mayo de 2006, y aparece en el expediente judicial Nº 563/03, caratulado S/Averiguación S/Infracción a la Ley 23.737 (de tráfico de Estupefacientes), en donde ya se investigaba desde Gendarmería Nacional al entonces diputado Ernesto José Aparicio y a los hermanos Delfín Castedo y Raúl “Ula” Castedo.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *