full screen background image
Imagen DyN

Marcos Peña | Acusó a los diputados opositores de “piqueteros”

Mientras las fuerzas de seguridad continuaban reprimiendo y deteniendo manifestantes en las inmediaciones del Congreso, donde el oficialismo no pudo aprobar la reforma jubilatoria, el jefe de Gabinete,  denunció hoy que hubo “una acción deliberada de violencia” por parte de la oposición para impedir el debate legislativo.

 

Esa violencia, agregó el jefe de gabinete, comenzó con ataques a los funcionarios que fueron a exponer sobre el proyecto de ley en las reuniones de comisión. Peña fue más allá y acusó a los diputados de la oposición, muchos de ellos agredidos por las fuerzas de seguridad, de provocar los disturbios que se extendieron durante toda la tarde.

 

Según Peña, hoy en la Cámara baja “había una voluntad mayoritaria de sesionar y acompañar” el tratamiento de la reforma previsional, y acusó a diputados de la oposición de “convertirse en piqueteros”. Y advirtió hoy que “los que representan a la minoría tienen que actuar con decencia, respetando su investidura, y tener la dignidad de sentarse y debatir, pero no a través de la violencia y la mentira”.

 

La oposición denunció la presencia de “diputruchos” que habrían dado el quórum, en medio de un debate caliente que incluyó insultos, empujones y forcejeos en el mismo recinto.

 

Peña intentó minimizar los reclamos y vinculó los incidentes a “grupos minoritarios que trabajan para generar conflicto, pero no refleja para nada la situación de los argentinos”.

 

También volvió a defender el proyecto de Reforma Previsional, al asegurar que es “una ley que refleja el consenso mayoritario”, y agregó que con el nuevo cálculo los jubilados percibirán un aumento del “5 por ciento por encima de la inflación”, al contrario de lo que denuncia toda la oposición.

Fuente: Página/12




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *