full screen background image
e

#DíaInternacional | De la eliminación de la violencia contra la mujer

Desde 1999, el 25 de noviembre se acordó como el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, en honor a las hermanas Mirabal que fueron secuestradas, torturadas, violadas y asesinadas por haberse atrevido a defender los derechos humanos de su país, durante la dictadura de Rafael Leonidas Trujillo en 1960, en República Dominicana.

 

Por Paola Vargas

 

El viernes 24, las mujeres, agrupaciones feministas, políticas, educativas, sociales y ciudadanos en general salieron a las calles, para pedir principalmente la eliminación de la violencia contra las mujeres; además que dada la coyuntura en la marcha pidieron por: la liberación de Milagros Salas, no a los ajustes que se están llevando a cabo de manera vertiginosa y que afecta a una gran parte de la población.

 

Además, solicitaron no naturalizar la violencia machista, y exigir el fin de la precarización laboral y la pobreza; no al recorte de las políticas públicas de género y reglamentar la ley de protección para prevenir y sancionar la violencia contra la mujer.

 

Cada año crece el número de asistentes a esta marcha, siendo esta última una de las más convocantes. Sin embargo, a diferencia de otros años, se vio teñida por momentos de tensión, ya que irónicamente las mujeres que pedían el fin de la violencia, sufrieron agresiones por parte de un grupo de hombres que cansados de esperar a que pase la marcha, salieron de sus autos y empezaron a agredirlas, mostrando claramente que los avances que se hicieron a lo largo de todos estos años, no fueron suficientes y aún queda mucho camino por recorrer.

 

Ojalá algún día, las marchas dejen de existir, porque se habrá alcanzado el respeto a los derechos de las mujeres. Pero, mientras tanto, las marchas seguirán, ya que Salta es una de las provincias con un

elevado número de femicidios, y por eso son importantes. Para visibilizar esta realidad y dar voz a quienes ya no la tienen.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *