full screen background image
Paula Bibini

#CambiosEnElGabinete | ¿Qué pasará con la política ambiental?

Urtubey anunció cambios en el gabinete provincial. Se reducen de 12 a 10 los ministerios, y las secretarías de 55 a 44. El ministerio de Ambiente y Producción Sustentable se agranda y absorbe al ministerio de Trabajo. ¿Habrá una nueva política ambiental? ¿Quién es la nueva ministra?

 

Por Luis Segovia

 

Al crearse las secretarías de ambiente, tanto en Nación como en Salta, dependieron directamente del titular del poder ejecutivo. En la Nación, ostentó ese cargo María Julia Alsogaray, en 1991, y en Salta, casi 10 años después, Francisco Javier López Sastre.

 

Al calor de tiempos que demandan ocuparse del ambiente cada vez más, su permanencia como secretarias no solo fue inevitable, sino que luego pasaron a adquirir el rango de Ministerios. Dependieron de distintas áreas, siempre relacionadas a la producción económica, y fueron sus titulares, ingenieros, abogados, religiosos, empresarios, y hasta personas sin ninguna capacitación conocida.

 

No hay reglas claras

 

En el reparto de competencias entre Nación y Provincias, Salta tiene amplias facultades, aunque debe hacer cumplir los presupuestos mínimos fijados por Nación. Pero en el reparto de competencias locales, este tema nunca ha sido claro.

 

Los municipios tienen competencia otorgada por el art. 176 de la constitución, para ocuparse del cuidado del ambiente, y para promover su desarrollo socioeconómico, pero casi todos, tienen políticas distintas en el control industrias y tratamientos de residuos, lo que muchas veces se reflejó en litigios judiciales, y políticos.

 

Es el caso de Galpón, cuando la petroquímica Nitratos Austin, comenzó su radicación, realizó todos los procedimientos de habilitación ante la Secretaría de Ambiente de la provincia, incluso para la obtención del certificado de aptitud ambiental (CAAM).

 

Esto desencadenó una demanda de amparo, porque vecinos afirmaban que el competente para estos trámites era el municipio. La justicia rechazó la demanda por otros fundamentos, pero nunca se expidió sobre este punto.

 

Hipólito Irigoyen tiene radicado en su municipio a la industria azucarera Tabacal, y ejerce su competencia ambiental otorgándole el CAAM, pero envía todos los expedientes a la provincia para un dictamen técnico.

 

Salta capital tiene radicado la mayor cantidad de industrias en la

provincia, y es el propio municipio el que ejerce el control técnico y administrativo de las industrias.

 

El tratamiento de los residuos es otro tema controversial. Por las penurias técnicas de muchos municipios, la Secretaría de Ambiente de la provincia avasalló sus competencias, y es el caso de Iruya, Payogasta, Molinos, Seclantás, que tienen rellenos sanitarios con CAAM otorgado por la provincia, a pesar de que la ley 7070 establece claramente la competencia municipal.

 

No es el caso del municipio de Salta capital, en donde la Secretaría en cuestión nunca emitió ni una opinión, y tiene el vertedero de basura más grande la provincia.

 

Nueva Ministra

 

Sumado al proyecto nacional de destruir el derecho laboral, Urtubey sumó al Ministerio de Ambiente y Producción la cartera del Trabajo, y nombró en ese cargo a Paula Bibini, una reconocida empresaria y dirigente de la UIA.

 

En palabras del gobernador esto se fundamenta en que “el nivel de entrelazamiento es tal que no puede haber una política de producción, si no hay una política de ambiente al lado, si seguimos la lógica de agudizar las contradicciones se paraliza el gobierno”.

 

El discurso del mandatario provincial va a tono con la característica transversal de esta materia: la política ambiental puede alentar u obstaculizar casi cualquier otra política del Estado.

 

Pero es irrelevante el ministerio donde se las ubique, porque importa en realidad, la prelación de intereses que prevalezca en los actos de gobernar, y en tiempos de ajuste y flexibilización laboral, dudo que el gobierno quiera darle a la política ambiental un rol preponderante.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *