full screen background image
piñeyro

#EnriquePiñeyro | “En el caso de las francesas hay un encubrimiento monstruoso”

El cineasta Enrique Piñeyro asegura que Santos Clemente Vera es inocente y que los culpables del asesinato de Cassandre Bouvier y Houria Moummi se encuentran libres.

 

 

¿Cómo se acerca al caso?

El doctor Vargas se contactó con la fundación Innocence Project para que presentemos un recurso ante la corte Suprema de Justicia, entonces, empezamos a estudiar el caso y nos dimos con que la inconsistencias son demoledoras. Más allá de las incongruencias jurídicas, el artículo 550 del Código Procesal Penal salteño dice que si una persona es absuelta en un juicio y luego condenada, porque esa absolución se revocó, tiene derecho a un nuevo juicio. Ese nuevo juicio dónde está? Jamás se hizo. Ese artículo solo, anula todo.

 

Usted considera que Vera es absolutamente inocente?

Por supuesto. Fue molido a golpes para que se declare culpable, cuando hay testigos que dicen que lo vieron ese día en otro lado; él estuvo trabajando, eso está claro. Toda la instrucción la hicieron de apuro y de noche, removiendo el cuerpo. Además, hay una incriminación por parte de un asesino confeso. Esa es la persona que asegura que Clemente Vera es culpable ¿Que confiabilidad puede tener ese testimonio? Es la única prueba, generosamente llamándola “prueba”, en su contra. Es un disparate. Por otra parte, se cometieron muchas tropelías: el Tribunal perdió las pruebas de ADN; eso es parte de lo que pidió Bouvier en una entrevista con el ministro Garavano en donde también estuvieron presentes el gobernador Urtubey, la ministra Caletti y el cónsul de Francia. También pidió ayuda para que la Corte Suprema se aboque al caso con rapidez, porque hay una persona privada de libertad. Se le da credibilidad a Gustavo Lasi que lo vio a 500 metros. Fuimos al lugar-está todo fotografiado- y no hay forma de verlo ni siquiera a 30 metros. Nadie se pregunta por eso. La dueña del hostal no denunció nada, aunque tenga el pasaporte y las pertenencias. Luego se va a vivir a España.

Otra, los cuerpos fueron quitados de noche, lo cual contradice todos los protocolos. Evidentemente hay una escena del crimen alterada.

 

¿Por qué este esfuerzo por comprobar la inocencia de Vera?

No sé porque alguien podría suponer que es un esfuerzo, porque resulta muy obvio todo. Somos pre-víctimas de un sistema así. Si existiera esfuerzo es para que nos salgamos de esa posición, depre-víctimas. No solo es por Clemente Vera aunque en este caso vayamos a defenderlo. Bouvier sí hizo un esfuerzo titánico y colabora activamente para liberar a Vera. La razón de él me parece humanitaria. Y la razón nuestra es la esencia misma de nuestra organización. Es decir, queremos que los inocentes que están presos salgan en libertad, porque eso es una daga en el sistema judicial.  Por eso es importante sacar al inocente de la cárcel, porque eso en definitiva sanea el sistema judicial, a la sociedad y paralelamente nos remueve de ser pre-víctimas.

 piñeyro

Entonces, ¿Que hay detrás? ¿Que está sucediendo?

Hay un encubrimiento monstruoso. Vera es el eslabón débil que sirve para llenar una celda que tendría que estar ocupada por los verdaderos culpables, que seguramente son más de uno, ya que hay tres ADN. Además hay cosas que no se evaluaron y no hay un estándar probatorio científico. Aquí hay dos pasos a seguir. Revertir una injusticia y después buscar justicia. Para revertir una injusticia estamos centralizados en todo lo aberrante que hay en la condena.

 

¿Cómo lo vio a Santos Clemente Vera?

Lo vi muy emocionado. La verdad que la presencia de Bouvier y la nuestra la sintió como un espaldarazo fuerte en su reclamo de inocencia, lo vi bien. Nosotros estamos confiados porque la verdad es que este caso es de una claridad jurídica notable. Por lo menos en los términos de inocencia de Vera. En lo que respecta a los verdaderos culpables de este aberrante crimen es otro camino, más largo y complejo.

 

¿Considera que Vera corre riesgo en el penal?

En cualquier penal no existen las mismas garantías de las que disponemos afuera, que tampoco son tantas como creemos. El caso de Vera es un llamado de atención a la ciudadanía, porque le puede pasar a cualquiera. Basta estar en el lugar equivocado que te pescan de las pestañas y fuiste. En cuanto a su situación adentro de la cárcel se la ve normal, no tuvo problemas con nadie porque es una persona muy tranquila. No tengo indicios para suponer que su vida corre peligro.

 

A partir de todas las irregularidades, es necesario reabrir la investigación, el asunto es ¿por dónde empezar?

Sí, hay que reabrir la investigación, pero por lo pronto hay que ver por qué el tribunal pierde el ADN. O aparece o alguna acción legal hay que hacer porque es inadmisible esta situación. No solo hay que comprobar la inocencia de Vera, sino comprobar la culpabilidad de alguno que otro que pudiera aparecer como sospechoso en la investigación.

 

entrevista a piñeyro

¿Qué similitudes encuentra con el caso de Fernando Carrera?

Los apremios ilegales, la inconducta policial y la prosa jurídica disparatada, son una constante en el armado de causas; ocurre que los ciudadanos no leemos los fallos, y los diarios tampoco lo publican. Si eso pasaría, nos daríamos con las barrabasadas que se escriben ya que no hace falta ser abogados para darse cuenta.

En el caso Carrera los jueces tergiversaron las declaraciones de los testigos que manifestaron no reconocerlo. Aquí, el que lo reconoce a Vera es el asesino. Nadie más. Hay una cimentación judicial. Si está preso es por algo, se suele escuchar. En realidad termina siendo que todas las instancias judiciales lo único que hacen es poner una fragua sobre la primera decisión en una instrucción muy dudosa, tal es así, que en primera instancia Vera termina siendo absuelto de culpa y cargo.

 

¿Qué opina sobre el documental de la TV francesa?

Es un documental bastante incisivo. Si bien en algunas partes se pone por delante de la prueba científica con un testimonio, que no es una prueba dura, lo hace en función de intentar comprender que pasó; me parece que hay un replanteo correcto en el documental.

¿Tiene pensado llevar este caso al cine?

La verdad que no. Juntamos material porque como ustedes verán el lenguaje actual es audiovisual. Y judicialmente creo que el lenguaje audiovisual es mucho más potente que esa tonelada de escritos blancos y grises. Para mí, esos escritos están hechos para ocultar la verdad, más que para buscarla. Material voy a juntar siempre. La última vez que lo vinimos a ver a Vera filmé una larguísima entrevista.

 

¿Cómo sigue el proceso judicial?

Se encuentra en queja en la Corte. Queja que fue presentada por los abogados Manuel Garrido y José Vargas. Ahora vamos a ver los tiempos de la Corte. En el Caso Carrera, por ejemplo, fue un poco largo. Dos años duró. Esperemos que la difusión de este caso nos ayude a nosotros a tener más llegada a la Corte, y a Clemente Vera recuperar su libertad.

 

¿Qué opina sobre la justicia en el país?

Me he encontrado con poca justicia y con causas bastantes aberrantes. He participado como testigo de la Fiscalía en la causa LAPA y ahí los tenés. Totalmente impunes. En definitiva, no pasa nada con los culpables y pasa de todo con los inocentes. Se trata de una institución muy desacreditada.

 

Texto: Mariano Arancibia

Cámara: Ramiro Jiménez

Fotos: Fernando Climent- Jesús Ruiz

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *